Según la justicia de EE.UU., Volkswagen programó sus autos para que mostraran niveles más bajos de emisiones dañinas de los reales. (Crédito: AFP/Getty Images).

(CNNMoney) – El magaescándalo por el fraude en las emisiones de los vehículos diésel de Volkswagen le ha costado al gigante de la industria automotriz alemana más de 16 mil millones de euros, es decir casi $18.200.000.000 de dólares (sí, 18 mil 200 millones).

Y sus ejecutivos también están perdiendo gran parte de sus ingresos.

VW dio a conocer el viernes los estados financieros del año pasado y reportó pérdidas netas por 5,5 mil millones de euros (unos 6 mil 200 millones de dólares).

El Grupo Volkswagen reportó que ha reservado unos 16 mil 200 millones de euros (18 mil 200 millones de dólares), para hacer frente al coste del escándalo. Eso es más del doble de lo que se había previsto inicialmente.

La compañía dijo antes que necesitaría 6 mil 700 millones de euros para hacer frente a la crisis.

Volkswagen ha recortado drásticamente su dividendo hasta llegar a las 11 céntimos de euro por título, que el año pasado estaba en 4,86 euros.

En la parte más dura del escándalo por los motores trucados para evitar las estrictas mediciones anticontaminantes, la compañía alemana también reportó una disminución del 2% en las ventas de vehículos en 2015 y espera que este año se mantengan en el mismo nivel por "condiciones del mercado persistentemente difíciles".

VW dijo que no publicará los resultados de su investigación sobre el escándalo de los motores diésel a finales de este mes, como había anunciado originalmente.

La divulgación de resultados provisionales representaría riesgos inaceptables para Volkswagen, dijo el grupo alemán.

En septiembre de 2015, Volkswagen admitió haber manipulado los datos de las emisiones en vehículos diésel en Estados Unidos y Europa.

La compañía automotriz dijo que más de 11 millones de vehículos en el mundo están afectados, más autos de los que Volkswagen vende en un año.

El centro de ese fraude fue un software que podría engañar a las pruebas de emisiones de óxido de nitrógeno.

El escándalo ha acabado con más de un cuarto del valor de las acciones de Volkswagen en el mercado de valores.

El fabricante de automóviles anunció a principios de semana un plan para recomprar o reparar cerca de 500.000 coches diésel en Estados Unidos. Los propietarios de los automóviles podrán elegir entre las dos opciones.

Mark Thompson y Chris Liakos contribuyeron a este artículo.