Marissa Mayer no ha logrado cumplir con los objetivos de Yahoo desde que llegó a ocupar la dirección ejecutiva de esa compañía en 2012.

(CNNMoney) - Mientras Yahoo lucha por su venta, el sueldo de su CEO, Marissa Mayer, fue reducido aproximadamente a seis millones de dólares el año pasado.

Es una reducción salarial del 15% para una ejecutiva que no ha sido capaz de detener la caída del gigante tecnológico.

Pero aún así Mayer hizo 36 millones de dólares en el año cuando el valor de las acciones de la compañía se redujo 33%.

Yahoo reveló el total de las compensaciones de Meyer en 2015 este viernes al actualizar su informe anual.

La empresa no respondió a las preguntas de CNNMoney ni quiso hacer comentarios al respecto.

Hay mucha atención sobre el pago de Mayer debido a que su permanencia en Yahoo podría concluir pronto. Su odisea de cuatro años para mejorar las finanzas de la empresa no ha funcionado.

La compañía ha gastado millones de dólares en la compra y contratación de empresas prometedoras y conocidas personalidades de los medios. Comenzó a concentrarse en el móvil y el video. Sin embargo, el negocio principal de la compañía -la publicidad en internet- ha sido completamente superada por Facebook y Google.

Mientras que Yahoo pisa el agua, son los pequeños jugadores de Silicon Valley los que aterrizan los grandes acuerdos, como Snapchat que se asoció con NBC para la cobertura de los Juegos Olímpicos.

En un esfuerzo por reducir costos, Yahoo despidió a 15% de su personal a principios de este año. Sin embargo, las últimas cifras fueron abismales cuando Yahoo publicó una pérdida de 99 millones de dólares en el primer trimestre de 2016. Como resultado de ello, Mayer ha dicho que la venta de Yahoo es ahora "una prioridad".

El asunto se ha puesto tan mal que los inversores activistas se abalanzaron y ahora el archienemigo de Mayer es su jefe. Jeff Smith, administrador de fondos de cobertura, que ha luchado durante mucho tiempo con Mayer por el control de Yahoo, se ha unido a la junta directiva de la empresa, junto con otros tres ejecutivos elegidos por él.

Mayer podría obtener más dinero este año si fuera expulsada de la empresa. El mes pasado, CNNMoney indicó que Mayer podría llevarse alrededor de 37 millones de dólares como indemnización por despido.