La bandera del autoproclamado Estado Islámico. (Crédito: ISIS/Archivo).

(CNN) – Funcionarios militares estadounidenses están siguiendo de cerca las cuentas afines a ISIS en las redes sociales  y los informes de noticias que apuntan a que el autodenominado Estado Islámico cree estar a punto de ser sitiado en Raqqa, la ciudad que considera su capital.

"Hemos visto esta declaración de emergencia en Raqqa, lo que sea que eso signifique", dijo el coronel Steve Warren, portavoz de la coalición contra el grupo terrorista, que liderada Estados Unidos.

"Sabemos que este enemigo se siente amenazado, como debe ser", agregó el vocero militar.

Reportes de prensa han indicado que ISIS está moviendo sus tropas en torno de la ciudad y tratando de cubrir ciertas áreas para proteger posibles objetivos de ataques aéreos y ataques terrestres en Raqqa.

"Ellos ven a las Fuerzas Democráticas de Siria, junto con la Coalición Árabe Siria, maniobrar tanto al este como al oeste de sus posiciones", dijo Warren.

La coalición cree que el grupo terrorista está respondiendo a esas maniobras.

"Hemos tenido informes de que ISIL está reposicionando sus capacidades de combate", agregó Warren, utilizando las siglas con las que el gobierno de Estados Unidos se refiere a ISIS.

Estados Unidos no ha dicho oficialmente si considera que el líder del grupo, Abu Bakr Al-Baghdadi, todavía permanece en Raqqa o sus alrededores.

Varios funcionarios dicen que esa ha seguido siendo una hipótesis de trabajo. Sin embargo, están monitoreando cualquier información de inteligencia de los lugares potenciales en lo que podría estar el cabecilla de los yihadistas.

"Baghdadi sigue siendo extremadamente cuidadoso" sobre su seguridad personal, dijo un funcionario de defensa de Estados Unidos a CNN.