CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

¿Se fabrica en maquilas la ropa de Beyoncé? La cantante se defiende de la polémica

Por Ivana Kottasová

(CNNMoney) — La cantante y empresaria Beyoncé Knowles enfrenta una polémica por reportes que indican que su línea de ropa deportiva Ivy Park es producida en maquilas.

Un reporte de un periódico británico afirmó que la ropa atlética de la línea de la cantante es hecha en fábricas clandestinas de Sri Lanka en las que los trabajadores reciben un sueldo diario de 6 dólares al día.

El artículo publicado este domingo en el diario The Sun se basó en entrevistas con obreros de la fábrica. La pieza ofrece una triste imagen de las pobres condiciones laborales que los trabajadores tienen que soportar incluyendo hacinamiento en las instalaciones de trabajo, bajos salarios y falta de pago por enfermedades.

Ivy Park dijo en un comunicado a CNNMoney que esa compañía tiene un “trato laboral rigurosamente ético”.

“Estamos orgullosos de nuestros esfuerzos sostenidos en materia de inspecciones de fábricas y auditorías. Nuestros equipos en diferentes partes del mundo trabajan de cerca con nuestros proveedores y sus fábricas para asegurar el cumplimiento”, dijo la marca.

“Esperamos que nuestros proveedores cumplan con el código de conducta y los apoyamos para que alcancen estos requerimientos”, agregan en el comunicado.

Money dijo le pidió a Ivy Park que le diera detalles sobre el código de conducta del que hablan en el comunicado pero no dio detalles y tampoco se pronunció sobre las acusaciones de The Sun.

Los activistas que se oponen a las fábricas clandestinas dicen que las condiciones pobres de trabajo descritas en el reportaje no son inusuales en fábricas de Sri Lanka.

“Es la norma y aplica igual para las grandes compañías globales”, dijo Anna McMullen directora de políticas de Labour Behind the Label, una organización que lucha por los derechos de los trabajadores.

“Es muy fácil para estrellas como Beyoncé hacer que la gente diga ‘oh, no, esto es terrible’, pero esta es la realidad que pasa cada día, cada semana, cada mes con las grandes marcas”, agregó McMullen.

Los defensores de los derechos de los trabajadores han dicho por mucho tiempo que las inspecciones y auditorías éticas en las fábricas no ayudan a reprimir la explotación.

Un reciente reporte de la Universidad de Sheffield sobre la industria dice que las auditorías raramente conducen a cambios significativos en el proceso de producción.

“Últimamente el régimen de auditoría “funciona” para las corporaciones, pero fallan con los trabajadores y el planeta”, dice el reporte.

Ivy Park es un proyecto conjunto entre Beyoncé y el multimillonario minorista Sir Philip Green, cuya familia es dueña del grupo de moda Arcadia, que incluye dentro de sus marcas Topshop, Wallis, Burton, entre otras.

El grupo Arcadia no posee ni opera fábricas. Sus productos son manufacturados en más de 950 locaciones en 49 países.