Una tablilla incluye la dirección "Londinio Mogontio", lo que significa "En Londres, a Mogontius". Fechado entre el año 65 antes de Cristo y el 80 antes de Cristo, se cree que es la primera referencia sobre Londres.

(CNN) - A simple vista, parecen tablillas ordinarias de madera marcadas con rayas hechas al azar.

Pero los arqueólogos dicen que al parecer son los manuscritos más antiguos en ser descubiertos en Gran Bretaña, e incluyen la primera referencia a "Londres".

Más de 400 viejo escritos en tablas fueron descubiertos durante la excavación en un edificio de Londres, algo que fue publicado el miércoles por el Museo de Arqueología de Londres.

El sitio en el centro de Londres pronto será la nueva sede europea de Bloomberg, pero la fase de la construcción reveló un tesoro de reliquias romanas.

 

Junto con los cientos de tablillas, los arqueólogos también encontraron evidencia de más de 50 edificios romanos y otros 15.000 artefactos.

Documentando el Londres romano

Las tablillas incluyen un documento financiero que data del 8 de enero del año 57 antes de Cristo, el texto escrito a mano más antiguo jamás encontrado.

Otras tablillas incluyen la dirección "Londinio Mogontio", lo que significa "En Londres, a Mogontius". Fechado entre el año 65 antes de  Cristo y el 80 antes de Cristo, se cree que es la primera referencia sobre Londres.

En las tablillas hay nombres de 100 personas, desde esclavos hasta jueves e inclusive cerveceros, lo de le ofrece a los historiadores un vistazo de lo que era el día a día laboral del Londres romano.

Hasta ahora, solo se han encontrado 19 tablillas romanas legibles, lo que hace a este descubrimiento -recuperado entre el 2012 y el 2014- más que memorable.

Un raro descubrimiento

Los libros de escritura eran en forma de teja fina, con un área hundida en la madera que tenía cera de abeja para que la gente escribiera en ella.

Tras cientos de años, la cera se desintegró pero la madera permaneció, y sobre ella las hendiduras de los escritos a mano de la gente.

Afortunadamente, la madera estuvo en el lodo húmedo del entonces río Walbrook, lo que evitó que el oxígeno erosionara las tablillas.

Las tabillas fuero a veces reutilizadas, por lo que se pueden ver numerosas capas de escritura en la madera, lo que hace la tarea de decodificar el texto particularmente difícil.

Más de 700 artefactos del sitio, incluyendo la tablilla con la escritura más antigua del Reino Unido, estarán en exhibición en la nueva sede de Bloomberg en 2017.