(CNN Español) - Siete profesores fueron vejados y rapados el martes en el estado mexicano de Chiapas por manifestantes que apoyan a una agrupación sindical de maestros que están en contra de la reforma educativa promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto.

Maestros de la disidente Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han protestado desde la semana pasada en dicho estado del sur de México, buscando detener la reforma educativa promulgada desde 2013, misma que incluye la evaluación docente.

El lunes, en Tuxtla Gutiérrez, la capital del estado, los maestros tomaron ocho gasolineras y regalaron el combustible a los automovilistas, en tanto que el martes varios directivos de escuelas fueron detenidos en Comitán por manifestantes tras ser acusados de "traidores" por no apoyar el paro magisterial.

Los maestros, entre ellos dos profesoras de edad avanzada, fueron obligados a caminar descalzos por una calle de Comitán y posteriormente fuero rapados por integrantes de una organización local afín a la CNTE.

José Luis Escobar, vocero de la CNTE en Chiapas, deslindó a su organización del ataque, aunque reconoció, en entrevista con Milenio TV, que el sindicato organización tiene vínculos con organizaciones sociales del estado.

Aunque los atacantes no son maestros, "el reproche que les hicieron y las humillaciones tienen que ver con su tarea de apoyar la reforma", dijo David Calderón, cofundador de la organización no gubernamental Mexicanos Primero, en entrevista con CNN en Español.

Calderón dijo que existió "una grave omisión" por parte de las autoridades, que no actuaron cuando los maestros fueron retenidos.

El gobierno estatal anunció en un comunicado que procederá legalmente contra los agresores de las directoras de primarias María Dolores Ruiz Guillén y María del Socorro Sosa Alfaro, así como del supervisor de la Zona 006, Bernardo Ángel Castellanos Aguilar.

Otros de los agredidos fueron fueron los directivos  de primarias  Carlos de Jesús Ruiz Moreno y Miguel Solís Morales, así como el maestro Luis Enrique Salas Chang.

"Habrá el apoyo total para los maestros que mantienen en firme su compromiso con la educación de los niños y jóvenes chiapanecos; una minoría no va a cancelar el sueño del un millón 800.000 alumnos que tiene Chiapas en edad escolar", afirmó la Secretaría de Educación de Chiapas en el comunicado.

Según la dependencia, en el paro de labores, participan 760 escuelas y unos 3.715 maestros, que representan el 4,9% del total del magisterio chiapaneco.