CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

Rescatan a un pescador que estuvo 20 horas en el mar flotando a la deriva

Por Andreas Preuss

(CNN) — Pudo haber sido su entrenamiento o sus oraciones. Este pescador de la Florida tiene suerte de estar vivo después de haber flotado a la deriva durante 20 horas en el Golfo de México.

William Durden, de 61 años, le dijo a la afiliada de CNN, Bay News 9, que estaba pescando solo en su bote cuando se cayó por la borda este miércoles en el río Homosassa al norte de Clearwater, en la Florida. No tenía puesto un chaleco salvavidas.

La esposa de Durden llamó a las autoridades cuando él no regresó a casa.

Fue encontrado al día siguiente, a 15 millas náuticas al sudeste de Aripeka, Florida, y fue rescatado por la Guardia Costera.

Durden, quien dijo que era un expiloto de la Naval, estuvo en el agua intentando no hundirse por 20 horas. ¿Cómo lo logró?

“Pasé por varias fases. Las primeras horas dije: alguien va a pasar por aquí y me llevará en su bote. Cuando el sol se puso dije: Necesito un plan para pasar la noche”.

Durden dijo que lograr sobrevivir a la noche fue la parte más difícil de su hazaña. Le dio mucho frío y empezó a temblar, se sentía hipotérmico.

Cuando salió el sol dice que seguía pensando: “Alguien vendrá por mí hoy”.

Su optimismo dio resultado. Después de dos horas fue visto por un helicóptero de la Guardia Costera.

“Le di una mejor mirada a un objeto en el agua y me di cuenta eu tenía dos brazos y que me estaba haciendo señales. Me emocioné”, dijo Jacob Latour, operario de la Guardia Costera, a Bay News 9.

Un nadador de la Guardia Costera saltó al agua y le sorprendió encontrar a Durden en buena condición.

“Es muy extraño conocer a alguien, a una persona sola en el agua, especialmente después de 20 horas sin chaleco salvavidas y es muy emocionantes”, dijo Latour.

Su bote de 22 pies fue encontrado por las autoridades en el callo de St.Martin.

¿Tuvo encuentros con criaturas submarinas? Durden dice que sentía los peces golpeando sus piernas y que “rezaba para que un tiburón grande no viniera y decidiera comerme coo su cena”.