CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Negocios

Los usuarios de iPhone esperan cada vez más para cambiar su teléfono

Por Heather Kelly

(CNNMoney) — ¿Es posible que a la gente le guste demasiado su iPhone?

La gente quiere cada vez espera más para comprar el modelo de iPhone más reciente, según las investigaciones de Consumer Intelligence Research Partners (CIRP). Actualmente, casi la mitad de quienes usan iPhones esperan hasta que su dispositivo cumple dos años para cambiarlo. En 2013, solo el 34% de quienes tenían iPhones esperaron tanto.

El ciclo regular de renovación de iPhones es importante para los ingresos de Apple. En su más reciente informe de ganancias, Apple reveló que las ventas de iPhones habían disminuido, por lo que los ingresos trimestrales de la empresa se redujeron por primera vez en 13 años.

El descenso se debe en parte a que a la empresa le ha costado ganar clientes en mercados como China. Sin embargo, en Estados Unidos, en donde el mercado ya está saturado, Apple necesita que la gente cambie de modelo regularmente.

La empresa presenta un iPhone nuevo cada año con la promesa exagerada usual de que este es el mejor iPhone de la historia (¡Más delgado! ¡Más veloz! ¡Más rosado!). Para hacerlo más atractivo, incluye funciones nuevas como identificación por huella digital, fotos en formato GIF y nuevas formas de manejar la pantalla. Es un intento por alejar a los usuarios de sus teléfonos con un año o dos de uso que repentinamente se vuelven una antigüedad.

Josh Lowitz, socio de CIRP, dice que una de las razones por las que las ventas han disminuido es que las funciones más populares tal vez no sean tan diferentes como para justificar el cambio de teléfono. El otro factor es que la gente ha cambiado la forma de comprar teléfonos en Estados Unidos.

Los operadores de telefonía se han alejado del modelo de subsidios, en el que recibías un iPhone con un descuento considerable cuando renovabas un contrato por dos años. Ahora, los clientes pagan el costo total de un teléfono nuevo o lo pagan en mensualidades. Un iPhone 6S nuevo con 128GB de memoria cuesta 849 dólares.

Apple implementó su propio programa para fomentar los cambios frecuentes. La empresa cobra a los clientes una mensualidad a partir de 32 dólares a cambio de un iPhone nuevo cada año.