(CNNEspañol) – A los 79 años de edad dejó de existir en Venezuela, Carmen Susana Duijm Zubillaga, la primera hispanoamericana en ganar el concurso de belleza Miss Mundo y también la primera "Cenicienta Venezolana", como ella misma se bautizaría debido a su particular historia.

El pasado jueves, Duijm fue hospitalizada en una clínica de la Isla de Margarita, estado Nueva Esparta, víctima de un Accidente Cerebro Vascular (ACV) del que nunca se recuperó.

Hubiese cumplido 80 años el próximo 11 de agosto y por ello preparaba una serie de micros radiales llamados "La vuelta al mundo en 80 años" inspirados en su edad, reseñan medios locales.

El 9 de julio de 1955, Susana Duijm se convierte en Miss Venezuela.

“Tenía 18 años cuando entré al Miss Venezuela. Jamás me imaginé que iba a ser reina de belleza porque en esa época concursaban sólo muchachas de la alta sociedad, y yo apenas estaba empezando a trabajar como recepcionista. Me descubrieron en una parada de autobús, un señor y dos señoras siempre me decían que tenía porte de miss", contaría Duijm en una entrevista años después sobre ese episodio que emocionó a millones de venezolanos. 

"Fue como el cuento de la Cenicienta. Me convertí en la primera "Cenicienta del Miss Venezuela". Me vestía con ropa prestada. No tenía los medios para ir con ropa diferente para los cocteles", recordaba la exreina de belleza.

La suerte de la humilde chica continuaría pues ese mismo año viajaría a Long Beach, California, para representar a su país en el concurso Miss Universo, ubicándose entre las primeras 15 finalistas.

Y la suerte continuaba sonriendo para esta venezolana de 1,74 metros de estatura, ojos café y cabello negro, quien fue invitada por el propio presidente de la organización Miss Mundo de aquel entonces, Eric Douglas Morley, para participar en ese concurso.

En varias oportunidades, Duijm recordó que para viajar debió trabajar y reunir dinero para finalmente lograr viajar en solitario a Londres, donde el 20 de octubre de 1955 desfiló con la banda de su país y se convirtió, contra todo pronóstico, en la primera latinoamericana en alzarse con la corona.

Una arepa, un sueño, un país

Las primeras páginas de los diarios venezolanos abrieron con el triunfo de la criolla y el para aquél entonces  presidente de la República, Marcos Pérez Jiménez, le envió un telegrama de felicitación.

La chica nacida en Aragua de Barcelona , estado Anzoátegui, fue recibida con honores en Venezuela donde miles de mujeres de todos los estratos sociales se veían identificadas con la historia de una auténtica "Cenicienta Venezolana" que vivía un cuento de hadas.

Tal era la admiración por Duijm que, en su honor, fue creada una arepa (platillo típico venezolano) llamada "la Reina Pepiada" compuesta de pollo, aguacate y salsa mayonesa, en clara alusión a su belleza pues una mujer "pepiada" es una mujer hermosa. 

Duijm trabajó como modelo en Nueva York y París. De allí en adelante arrancó su carrera en la televisión y en la radio.

Trabajó en México, Italia y España como actriz de cine y teatro. Firmó contrato con el ídolo mexicano Antonio Aguilar, junto a quien protagonizó la trilogía “El Norteño” y en su biografía se reseña que incluso fue seleccionada como la doble de la mítica Audrey Hepburn en la película “La flor que no murió” que contiene escenas rodadas en Venezuela.

Este sábado en horas de la tarde, la propia organización Miss Venezuela informó vía twitter el fallecimiento de la modelo, locutora y actriz de 79 años.

El deceso generó la reacción de todos los sectores sociales, culturales y políticos de Venezuela catalogando a Duijm como la "eterna Reina de los corazones venezolanos", conocida por su humildad y buen humor. 

Desde su hospitalización, las redes sociales venezolanas estuvieron movidas. 

Familiares de la exreina de belleza , acudieron a las redes sociales para solicitar medicinas que necesitaba para su tratamiento, medicamentos que llegaron a tiempo gracias a los donativos recibidos, sin embargo los médicos no pudieron salvar su vida, aseguran sus familiares.

Duijm se desempeño hasta la semana pasada como locutora con un espacio radial "De tono a tono son Susana", en el estado Nueva Esparta donde residía desde hace 25 años.