CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

10 frases de ‘El Chavo del 8’ para conmemorar 45 años de su estreno

Por CNN Español

(CNN Español) — El 20 de junio de 1971 se emitió el primer episodio de ‘El Chavo del 8’. Aunque ya han pasado 36 años en que el programa dejó de producirse y a pesar de las muertes recientes de Rubén Aguirre (el profesor Jirafales) la semana pasada y la del creador Roberto Gómez Bolaños en 2014, miles de personas en América Latina el mundo siguen viendo el programa y admirando —e imitando— a sus personajes.

1. «Fue sin querer queriendo» 

La frase de disculpa cada vez que recibía un regaño y que los niños latinoamericanos han usado por décadas.

2. «Se me chispoteó»

Chispotear… Un neologismo magistral de Roberto Gómez Bolaños.

3. «¡Todo yo! ¡Todo yo! ¡Todo yo!»

Cuando lo ponían a hacer algo que no quería, el Chavo reclamaba así, pataleando.

4. «Es que no me tienen paciencia»

Otra de las frases icónicas. Así respondía cuando doña Florinda o don Ramón lo increpaban por sus comportamientos.

5. «Bueno, pero no se enoje»

Otra inocente versión de una disculpa cuando sacaba de sus casillas a los adultos.

6. «¡Pues al cabo que ni quería!»

Al sentirse excluido, o cuando Quico no le daba de su torta de jamón, el Chavo respondía así: sabiduría caprichosa que solo el Chavo nos podía enseñar.

7. «Eso, eso, eso, eso»

El Chavo no siempre se sabía explicar de la mejor forma. Por eso cuando alguien entendía su idea, así aseveraba en aprobación.

8. «Lo último que se pierde es la barriga, señor Esperanza»

Una frase que resume la interacción cómica entre el Chavo y el señor Barriga: la demostración de la creatividad en los juegos de palabras de Gómez Bolaños.

9. «Ahora sí te descalabro los cachetes»

La amenaza infalible del Chavo a Quico.

10. «¡Tenía que ser el Chavo del 8!»

No es propiamente del Chavo, sino de don Ramón cuando se enojaba por las travesuras del querido personaje. Y es la frase perfecta para los seguidores del programa: tenía que ser el Chavo del 8 para llevarnos a todos humor durante 45 años.