(CNN) - En un primer momento, Stacey Feeley pensó que su hija estaba haciendo algo gracioso al verla de pie en el inodoro.

"Pensé que estaba haciendo algo lindo", dijo a Rosemary Church, de CNN, en una entrevista.

Pero su traviesa hija de apenas 3 años estaba haciendo un simulacro de cierre: escondiéndose de un potencial atacante, con la esperanza de evitar el tipo de tragedia que probablemente aún no es capaz de comprender plenamente a tan temprana edad.

Y cuando Feeley cuenta de lo que estaba haciendo, se quiebra.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10209969488217724&set=a.1160473895944.2024478.1350700933&type=3

Muchos de los comentarios sobre su post con la imagen en Facebook -especialmente aquellos desde fuera de Estados Unidos- expresan sorpresa por el hecho de que una niña tan pequeño tenga que hacer este tipo de simulacro.

El mensaje se publicó tres días después de que un hombre armado en Orlando llevara a cabo el tiroteo más mortífero en la historia de Estados Unidos.

"Políticos, miren esto. Este es su hijo, sus hijos, sus nietos, sus bisnietos y las futuras generaciones", escribió Feeley. "Van a vivir su vida y crecer en este mundo basado en su decisión".

Miles de usuarios de Facebook reaccionaron a la publicación.

"Esto duele tanto", escribió Madalyn Hooper Squires.

"Siento que tu niña esté viviendo en un mundo en el que le enseñen a ocultarse por su seguridad", escribió Cat Price. "Esto realmente me rompe el corazón".

Otros escribieron desde lejos, describiendo su incapacidad para comprender la relación que los estadounidenses tienen con las armas de fuego y la Segunda Enmienda.

La publicación de Feeley se produjo días antes de que el Senado de Estados Unidos votara en contra de cuatro enmiendas con mayores restricciones más estrictas sobre las armas de fuego.