(CNN Español) - El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos celebró una sesión extraordinaria por petición de Venezuela, para que el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero explicara la gestión mediadora que él y los expresidentes de Panamá, Martín Torrijos, y República Dominicana, Leonel Fernández, realizan con el respaldo de Unasur.

Zapatero pidió una oportunidad para el diálogo y destacó la importancia de que el gobierno venezolano permitiera su visita al líder opositor Leopoldo López, encarcelado desde hace más de dos años.

Pero no habló de revocatorio.

"Les tengo que pedir humildemente que den, que demos una oportunidad al diálogo nacional en Venezuela. Por ello les tengo que decir de manera solemne, que entiendo esta tarea como un proceso de paz preventive, como un proceso de paz preventivo", dijo Rodríguez Zapatero.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, acusó al secretario de la OEA Luis Almagro de trabajar para la oposición venezolana.

Venezuela insiste que esa gestión está ya respaldada por el gobierno venezolano para mediar en la situación en Venezuela.

Almagro considera que temas como el de Venezuela deben ser ventilados en el organismo. Pero el gobierno venezolano presentó una solicitud formal ante el Consejo Permanente para suspender la sesión extraordinaria del jueves convocada por Almagro, donde va a ser presentado su informe sobre Venezuela. En el documento, Almagro pide que el consejo permanente determine si existe una alteración del orden constitucional y se debe activar la carta democrática de la OEA.

El consejo permanente se prepara para la sesión extraordinaria del jueves, en donde se presentará el informe de Almagro, una sesión que el gobierno venezolano insiste es arbitraria porque no tiene el consentimiento de ese país.

Con información de Ione Molinares