(CNN)– Obras cubistas de Pablo Picasso se alinean en las paredes blancas de cada gran museo de arte internacional, desde el Museo de Arte Moderno de Nueva York hasta la Tate Modern de Londres.

Ahora, una de sus obras se acaba de convertir en la pintura cubista más cara en una subasta.

Femme assise (Mujer sentada, 1909), una de las pinturas cubistas más tempranas del artista, fue vendida por 43,2 millones de libras (63,4 millones de dólares) en una subasta de Sotheby en Londres el martes.

Fue descrita por Sotheby como "la más grande la pintura cubista llegada al mercado en décadas".

Los expertos dicen que representa a la amante de Picasso Fernande Olivier.

"Es extremadamente raro", dijo Helena Newman, codirectora del departamento de arte impresionista y moderno de Sotheby.

"La gran mayoría de las obras del periodo cubista de esta importancia, entraron en museos del mundo hace muchos años porque el cubismo de Picasso se ha considerado desde hace décadas uno de los períodos revolucionarios más importantes, no solo para él , sino para el conjunto de lo que estaba por venir en términos de arte moderno".