CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Brexit

Gana el Brexit: ¿y ahora qué?

Por Tiffany Ap, Bryony Jones

(CNN) — Los británicos votaron por salir de la Unión Europea.

El Reino Unido ha sido miembro del bloque (y uno de sus precursores) desde 1973, y el gobierno británico se enfrenta ahora a la gigantesca tarea de desentrañar décadas de legislación, tratados y acuerdos entre el Reino Unido y la Unión Europea, el mercado más grande en el mundo.

La inmensa tarea llevará al menos dos años, si no más.

La votación en sí no es una notificación legal. Se espera que el anuncio formal a la UE ocurra en una reunión del Consejo Europeo (jefes de gobierno de la UE) el próximo lunes 27 de junio.

Una vez que esto suceda, se invocará el artículo 50 del Tratado de Lisboa de 2009, que da a ambos lados dos años para llegar a un acuerdo.

Sin embargo, debido a que el Reino Unido está tan estrechamente entrelazado con la UE, podría llevar muchos más años.

Liam Fox, legisladora a favor de dejar la UE, estimó que tomaría hasta 2019 renegociar la política en cuestiones como la inmigración, el comercio, la seguridad y muchos más.

¿Qué pasará con la Unión Europea?

El Reino Unido es el primer país que vota por salir del bloque. Lo más parecido a esto es Groenlandia, que es parte de Dinamarca y que salió en 1985. (El resto de Dinamarca se quedó).

Grecia pensó seriamente y, de hecho, se llegó a hablar del Grexit. Pero hay que pensar en el precedente que sienta. Con la decisión del Reino Unido, otros países de la UE podrían empezar a mirar también la puerta de salida y eso tendría enormes consecuencias para la economía y la estabilidad.

Líderes de la extrema derecha en los Países Bajos y Francia llamaron a referéndums en sus países similares al británico.

“Si llego a ser primer ministro, habrá un referéndum en los Países Bajos sobre la salida de la Unión Europea. Que los holandeses decidan”, dijo Geert Wilders.

En la misma línea se pronunció la líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, quien en Twitter expresó que el resultado hacía necesaria una votación similar en Francia.

Ene Techau, director del think tank sobre política exterior Carnegie Europa, dijo que la UE jugará duro cuando negocie la salida del Reino Unido.

“En primer lugar, se tratará de un duro vis-a-vis con el Reino Unido. Está bastante claro que tendrán que unificarse en torno a una posición que hará muy doloroso para el Reino Unido negociar esta salida, para que todo el mundo vea lo que ocurre con que si se intenta hacer lo mismo “, dijo Techau.

Si bien esto es una táctica a corto plazo, la UE también tendrá que encontrar una solución más profunda a los problemas, siendo uno de los más urgentes la crisis de refugiados.

Nuevos liderazgos

El primer ministro, David Cameron, quien dirigió la campaña por la permanencia, “Bremain”, anunció su renuncia después de la votación.

Cameron no dio un calendario exacto para su partida, pero dijo que quería un nuevo líder para el inicio de la conferencia del Partido Conservador en octubre.

Trastorno para la política británica

La votación del Brexit también reflejó la división del Reino Unido, que se compone de cuatro países: Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte.

Los escoceses votaron abrumadoramente a favor de “Permanecer” en la UE. Dijeron que llamarán a un referéndum para su propia independencia y para poder unirse a la UE.

“Escocia no puede ser obligado a salir de la UE en contra de su voluntad, no se puede, con toda decencia, negarles un segundo referéndum. Si los argumentos a favor de la salida son acerca del autogobierno, tener de nuevo el control, ¿por qué no deben los escoceses recuperar el control?”, dijo a CNN el historiador Simon Schama.

Líderes de Irlanda del Norte pidieron también un referéndum después de los resultados de la votación.

“El gobierno británico ya no puede alegar que representa los intereses políticos o económicos de Irlanda del Norte”, dijo a CNN Declan Kearney, presidente del Sinn Fein, partido norirlandés que defendió durante mucho tiempo la independencia de Reino Unido.

“Es evidente que hay un imperativo democrático para un sondeo sobre la independencia en el Norte”.