(CNN) - Al menos 34 personas murieron y más de 60 resultaron heridas cuando dos atacantes suicidas se dirigieron a un convoy de autobuses que transportaban a oficiales de policías en el distrito de Paghman, al oeste de la capital afgana, Kabul.

Cuatro civiles murieron en el ataque. El resto eran policías, según el jefe de distrito Musa Rahmati.

El convoy estaba compuesto por 5 autobuses que trasladaban a 219 policías, que viajaban a Kabul de un centro de entrenamiento policial.

El Talibán se adjudicó la responsabilidad del ataque, según un correo electrónico enviado a los medios por el vocero del grupo, Zabiullah Mujahid.