(CNN) - Funcionarios del Pentágono le dijeron a CNN que no hubo disparos en la Base Conjunta Andrews, a pesar de los reportes previos de un tirador activo.

Según funcionarios la situación ya se encuentra bajo control y se ha suspendido el cierre de las instalaciones.

El reporte de un pistolero activo en la base de la Fuerza Aérea en la mañana de este jueves ocasionó el cierre de la base.

En la Base Conjunta Andrews estaba prevista la realización de un simulacro durante este jueves, lo que creó confusión sobre la situación.

El personal civil y militar está a salvo.

El FBI no está respondiendo al llamado, según información de seguridad de Washington, por las posibles confusiones entre los reportes reales y el simulacro.

El presidente de EE.UU. Barack Obama usa regularmente la base para sus viajes oficiales.

El incidente se habría presentado en el centro médico de la base.