(CNN) - Un médico tunecino que está entre las víctimas del ataque terrorista en el aeropuerto de Estambul había pasado semanas en Turquía tratando de rescatar a su hijo de ISIS, dijo el jueves un amigo.

El doctor Fathi Bayoudh estuvo en Turquía cerca de dos meses y medio, en un esfuerzo por rescatar a su hijo, quien había sido médico de ISIS en Iraq, dijo Ali Gannoun, un amigo de la familia de larga data.

Bayoudh estaba en el aeropuerto el martes, esperando la llegada de su esposa cuando murió. Ella iba a Turquía después de que habían recibido noticias de que su hijo estaba vivo y en manos turcas.

Su hijo y su nuera habían sido detenidos en la frontera con Siria después de dejar el grupo terrorista, un dijo un funcionario turco del Ministerio de Asuntos Exteriores a CNN.

"Moriste como un héroe, (Fathi)", escribió Gannoun en Facebook. "Te las arreglaste para recuperar a tu hijo. Él va a vivir su libertad sin ti, pero aún así será el hijo de un gran hombre, un padre excepcional y un destacado médico que nunca ha dejado de dar su tiempo, su dinero y su conocimiento".

Un amigo que sirvió con Bayoudh en el ejército de Túnez dijo que este había estado en varias misiones humanitarias y era profesor de la Universidad de Túnez. El coronel retirado Sahbi Bachrouch dijo que Bayoudh, ayudó a la construcción de un hospital para niños durante una misión en Somalia.

Meses de preocupación

Gannoun, profesor de la Universidad de Montpellier en Francia, dijo a CNN que Bayoudh estaba en "total desesperación" cuando su hijo desapareció el año pasado, después de decirle a la familia que iba a Suiza para realizar prácticas.

Tres meses más tarde, la familia recibió una llamada de auxilio de su único hijo: se había unido a ISIS y estaba trabajando como médico, pero quería huir.

El hijo había estudiado medicina en Mauritania durante dos años, antes de dejarlo y tomar cursos de piloto.

"Él nunca estuvo en el frente de batalla, nunca ha matado a nadie", dijo Gannoun, añadiendo que la familia procedió a pagar una fortuna a contrabandistas para sacarlo de Falluyah.

Su hijo y su esposa pasaron por Siria y habían llegado a Turquía unos cinco días antes del ataque en el aeropuerto de Ataturk. Funcionarios turcos llamaron a su padre para hacerle saber que su hijo estaba vivo y bajo custodia, según la fuente de Turquía.

El funcionario turco dijo que el hijo y su esposa se habían entregado a las autoridades turcas.

La familia estaba en negociaciones con las autoridades de Turquía y Túnez.

Bayoudh y su esposa, también médico, tenían la esperanza de completar algunos trámites y llevar a su hijo de vuelta a Túnez.

TAP, una agencia de noticias con sede en Túnez, dijo que el hijo y su esposa serán entregados a las autoridades tunecinas pronto.