CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

Mujer transmite en vivo lo que ocurrió tras un tiroteo con un policía involucrado

Por Joshua Berlinger, Sheena Jones

(CNN) — Las autoridades dicen que un hombre murió por disparos de la policía la noche del miércoles después de haber sido detenido en una parada de tráfico.

El incidente tuvo lugar en Falcon Heights, Minnesota, cerca de Minneapolis.

El nombre de la víctima es Philando Castile, dijo su madre, Valerie, a WCCO afiliada de CNN.

Nadie, aparte de Castile, fue herido, dijo el sargento Jon Mangseth, el jefe interino del Departamento de Policía de San Antonio, a la prensa.

Con él en el coche había una niña y una mujer adulta, que retransmitió en directo en Facebook lo que sucedió inmediatamente después de los disparos.

«Quédate conmigo»

«Quédate conmigo», son las primeras palabras que se escuchan en el video.

«Nos detuvo un policía por causa de una luz trasera rota», dice ella.

La cámara muestra a la mujer hablando, luego se gira hacia un hombre con una camisa blanca, cubierta de sangre. Por la ventana se ve lo que parece ser un oficial de policía con el arma en la mano.

El video fue transmitido en una cuenta de Facebook bajo el nombre de Lavish Reynolds. WCCO habló con la familia de Castile, que identificó a la mujer como Diamond Reynolds.

En el primer minuto del video, Reynolds dice que Castile tiene licencia para portar un arma de fuego. Ella afirma que antes del tiroteo, su novio estaba tratando de sacar su identificación de su billetera en su bolsillo trasero.

«Le avisó al oficial que tenía un arma de fuego y que estaba sacando su billetera. Y el oficial le disparó en el brazo», se escucha.

El vídeo de casi 10 minutos obtuvo más de 1 millón de visitas antes de que fuera retirado de Facebook.

Después fue relanzado en la red social con una advertencia gráfica.

Investigación en curso

Mangseth dijo que había dos oficiales presentes cuando ocurrió el incidente. Ningún policía resultó herido.

Un oficial fue puesto bajo licencia administrativa, dijo Mangseth en una corta rueda de prensa corta la madrugada del jueves.

La Oficina de Asistencia de Aprehensión Criminal de Minnesota, una agencia de investigación penal a nivel estatal, está investigando el incidente, dijo Mangseth.

«Daremos a conocer la información a medida que la conozcamos», dijo.

Mangseth dijo a la prensa que es el primer tiroteo con intervención policial en la zona en más de 30 años.

«Es impactante» dijo. «No es algo que se produce en esta zona a menudo».

El incidente se produce tan solo un día después de que un tiroteo con intervención policial fue filmado en Baton Rouge, Louisiana.

Alton Sterling, de 37 años, murió en el tiroteo, desatando una ola de indignación en todo el país.

«No puedo creer lo que acaban de hacer»

Reynolds narra el incidente en gran parte del video, alertando a sus seguidores y al público de lo que estaba ocurriendo.

Está tranquila y serena en un primer momento.

«Por favor no me digas esto, señor. Por favor, Jesus, no me digas que él se fue. Por favor no me digas que él se fue. Por favor, oficial, no me diga que usted le hizo esto. Usted le disparó cuatro tiros, señor. Él solamente estaba sacando su licencia, señor», se escucha, diciéndole al policía.

Le piden a continuación salir con las manos arriba. Mientras recibe la orden de caminar hacia atrás, hacia ellos, apunta la cámara hacia los policías.

El teléfono cae a continuación, cerca. La cámara quede hacia arriba, y se mantiene grabando.

Reynolds se pone a llorar y pierde  la compostura. Se oyen lamentos y súplicas a los oficiales. La policía también se puede escuchar de fondo.

Y la cámara se mantiene apuntando hacia el cielo, antes de quedar en negro, mientras las voces siguen.

Reynolds finalmente se apodera del teléfono de nuevo, y dice que empieza a filmar desde el asiento trasero de un coche de policía con la niña.

Ella parece estar en calma de nuevo, alertando a los espectadores de su ubicación y pidiendo que alguien vaya a recogerla.

«No puedo creer lo que acaban de hacer», dice ella.

Entonces ella grita.

Dave Alsup contribuyó con este reporte