(CNN) - El presidente Barack Obama pasó la noche del sábado en España para realizar una breve visita de 18 horas, la primera de presidente estadounidense al país en 15 años.

Obama, llegó a España desde la cumbre de la OTAN en Varsovia, Polonia, y tuvo que acortar un día de su visita después de la muerte a tiros de cinco agentes de policía en Dallas, por lo que regresará a EE.UU. el domingo en lugar del lunes como tenía planeado.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Obama está de visita en España para mostrar su importancia como un aliado de la OTAN. Con esto en mente, el presidente realizará una gira por la Base Naval de Rota, en el sur de España, donde cuatro buques de la Armada de EE.UU. están estacionados para reforzar la seguridad de la Organización.

El presidente, que llegó a última hora de la tarde hora del sábado, canceló una reunión con españoles jóvenes y no irá a Sevilla, donde iba a reunirse con el rey Felipe VI. Esta reunión se llevó a cabo la mañana de este domingo en Madrid.

El rey envió un telegrama a Obama el viernes ofreciendo las condolencias del pueblo español y condenando la violencia en Dallas.

El mandatario estadounidense agradeció la comprensión por la brevedad de su visita.

"Me gustaría quedarme más tiempo", dijo Obama la mañana de este domingo. "Estoy muy agradecido por la comprensión no solo de su majestad, sino del pueblo español. Hemos tenido una semana difícil en Estados Unidos por lo que mi viaje es un poco abreviado".

Durante su encuentro, en el Palacio Real de Madrid, tanto Obama como el rey Felipe destacaron la fortaleza de la relación entre sus países.

Fue durante la bienvenida que le dio el rey Felipe, cuando el mandatario estadounidense protagonizó la anécdota de este viaje, al recordar que tenía 18 años la primera vez que vajó a España y que "fue con mochila, no en el Air Force One".

El viaje del presidente de España -probablemente su último a un país europeo como presidente- es muy esperado en una nación que no ha visto una visita de un presidente de Estados Unidos desde la de George W. Bush en junio de 2001.

España viene de celebrar elecciones generales -las segundas en seis meses- y los líderes políticos están en negociaciones para lograr un gobierno, ya que aunque el conservador Partido Popular del presidente del gobierno en funciones Mariano Rajoy ganó las elecciones, no lo hizo con el suficiente margen para gobernar en solitario.

Tras su encuentro con el rey Felipe, Obama se reunió con Rajoy en el Palacio de la Moncloa. Ambos insistieron en que los dos países son aliados sólidos, con objetivos comunes como la seguridad y la lucha antiterrorista y que eso se mantendrá independientemente de quien ocupe el gobierno en España y la Casa Blanca en Estados Unidos.

"La naturaleza de la relación entre España y EE.UU. no depende del partido que ocupe el poder", dijo Obama.

Antes de partir hacia la base de Rota, el mandatario estadounidense mantuvo breves encuentros con los líderes de los otros principales partidos.

"Queremos asegurarnos de que estamos interactuando con todos los principales partidos políticos de España", dijo el asesor adjunto de Seguridad Nacional Ben Rhodes antes del viaje del presidente.

Después, en su visita a la base naval, Obama dirigió palabras de agradecimiento al personal militar y civil destacado en la base española, por su labor de incrementar la seguridad en Europa.

“Déjenme decirles que estamos orgullosos de ustedes. Los honramos. Les agradecemos por su servicio y les agradecemos también a sus familias por todo lo que hacen al asegurar que ustedes puedan realizar sus trabajos”.

Fue su última parada en su corto viaje a España, antes de regresar a Washington.

El próximo martes, el mandatario irá a Dallas, según anunció este domingo la Casa Blanca.

La semana pasada, la primera dama Michelle Obama y sus hijas Sasha y Malia viajaron a España para poner de relieve la iniciativa Let Girls Learn, dirigida a educar a millones de niñas en todo el mundo.