CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Un tribunal de La Haya falla que China violó los derechos de soberanía de Filipinas

Por Katie Hunt

(CNN) — Un tribunal internacional de La Haya falló a favor de las Filipinas este martes, concluyendo que “no existe base legal para que China reclame derechos históricos sobre los recursos dentro de las áreas marítimas dentro de la línea de los nueve puntos”.

La agencia oficial de noticias china Xinhua dijo que el fallo era ilegal y dijo que el tribunal no tiene jurisdicción sobre soberanía.

“China no acepta ni reconoce el fallo”, dijo Xinhua.

En un comunicado dado a conocer inmediatamente después de la decisión, el gobierno de Filipinas dijo que “confirma fuertemente su respeto por esta histórica decisión como una importante contribución a las actuales disputas en el Mar del Sur de China”.

La “línea de nueve puntos” de China se extiende cientos de millas hacia el sur y este de la provincia insular de Hainan.

El tribunal agregó que “China violó los derechos de soberanía de Filipinas” en su zona económica exclusiva, al interferir en la pesca y exploración de petróleo, al construir islas artificiales y al no detener a los pescadores chinos en la zona.

Larga disputa

Filipinas y China han estado durante mucho tiempo en desacuerdo sobre las reclamaciones de Beijing de la soberanía sobre grandes zonas del Mar del Sur de China. Manila llevó su lucha a la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya en 2013.

Las tensiones se han incrementado desde que China ha recuperado terreno en operaciones masivas de dragado, convirtiendo los bancos de arena en islas dotadas de aeródromos, puertos y faros.

China se ha negado a participar en el caso, que supone la primera vez que un tribunal internacional se ha pronuncia sobre lío de reclamaciones de soberanía en la región.

¿Qué puede pasar ahora?

A pesar de que se considera un fallo muy fuerte en contra de China, no hay nada en la decisión que apunte qué va a  suceder a continuación.

El Tribunal no ha ordenado a China adoptar medidas concretas para remediar la situación, desmantelar la construcción de las islas o proporcionar algún tipo de reparación a Filipinas.

Y si bien el fallo es considerado como legalmente vinculante, no existe un mecanismo para hacerlo cumplir.