(CNN) - El caos estalló en Niza, Francia, después de que un camión se abrió paso entre las multitudes de turistas y residentes que estaban celebrando la conmemoración del Día de la Bastilla el jueves por la noche.

La multitud se dispersó y se resguardó en restaurantes y hoteles cercanos.

Aquí están los relatos de algunos de los testigos:

"Cuerpos esparcidos en la calle"

Dominique Molina y su marido Tony vieron la escena desde el balcón del hotel, que daba al paseo marítimo, donde se produjo el ataque. Su hijo de 14 años estaba con ellos.

Ella dijo que le tomó unos segundos registrar que el camión "disparaba a la gente", estaba dirigiéndose intencionalmente por la multitud.

"Agarré a mi hijo, y me sentí como protegiéndolo, protegiéndolo de ver eso", dijo a Anderson Cooper de CNN. "La gente no debe ver este tipo de cosas".

Ella escuchó los "sonidos" de los golpes del camión, a medida que pasaba por encima de la multitud. Después de los disparos, oyó gritos y comenzó a ver bandadas de gente corriendo frenéticamente entre los cuerpos.

"Después de unos momentos de disparos, todo quedó muy tranquilo, extrañamente tranquilo y entonces podías oír los lamentos, gente gritando y llorando", dijo a Anderson Cooper.

Su marido, Tony, dijo que vio al menos 10 cadáveres esparcidos en la calle.

"Fue triste, porque había familias simplemente allí, llorando al lado de estos cuerpos", dijo.

"Entonces tuvieron que limpiar la zona. Los cuerpos se colocaron allí tapados".

"Tuvimos que correr por nuestras vidas"

Paul DeLane, que vive en Francia desde hace 25 años, acababa de ver los fuegos artificiales cuando miles de personas comenzaron a correr en dirección a él.

"Mi pareja me tomó la mano de inmediato y empezó a correr con todo el mundo y honestamente en mi cabeza no tenía ni idea de lo que estaba pasando... la música era tan fuerte".

A pesar de que no vio el camión, DeLane vio "gente corriendo y gritando y llorando, y personas que llevaban a sus hijos, y fue muy aterrador".

"Solo sabía que tuvimos que correr por nuestras vidas. Bueno, eso es básicamente lo que pasó", dijo a CNN

Buscar refugio

Otros hallaron refugio en los restaurantes de la zona.

"Estábamos comiendo y una gran multitud corrió hacia nosotros y no sabíamos qué estaba pasando", dijo Maryam Violet.

"Caminé al principio y vi un montón de gente alrededor de sus familias, una gran cantidad de cadáveres con nadie alrededor de ellos", dijo Violet.

Eric Dartell fue capaz de escapar:

"Se podía ver restos por todo el camino, un cuerpo, bicicletas, farolas y escombros por todas partes", dijo a CNN.

Fuegos artificiales, disparos y gritos

Zeynep Akar también observaba desde su balcón el desarrollo de la horrible escena. Ella había salido para ver los fuegos artificiales.

"De repente oí el choque y la gente gritando", dijo Akar a Wolf Blitzer de CNN. "Había tanta gente en el suelo".

Cuando ella escuchó los disparos, corrió dentro de su casa y apagó las luces.

Brenden Phillips, estudiante de Georgia Tech que realiza parte de sus estudios en Francia, fue a Niza para los cuatro días de festividades por el día de la Bastilla.

Entre cinco y diez minutos después de que los fuegos artificiales terminaron, coches de policía circularon junto a él y una gran afluencia de personas comenzaron a correr en su dirección en el paseo marítimo.

Un oficial estaba dirigiendo a la gente, gritando repetidamente "¡Corran! ¡Así!", relató Phillips.

"Dallas, ahora Niza"

Kristen Crouch, de visita desde Dallas para la boda de un amigo, fue uno de los turistas que huyó poco después de los fuegos artificiales.

"Escuché como dos estallidos. Pensé que eran fuegos artificiales (...). De repente la multitud estaba corriendo en la dirección opuesta hablando en francés y gritando", dijo Crouch a KTVT, afiliada de CNN.

Cuando ella y sus amigos se dieron cuenta de que docenas habían muerto, se pusieron a cubierto en un apartamento cercano. Crouch había estado en Dallas la semana pasada, cuando cinco policías fueron tiroteados en una protesta contra la brutalidad policial.

"Es muy triste cuando tienes que confirmar que estás seguro en dos ocasiones en Facebook en la última semana. No debemos vivir en un mundo así", dijo Crouch.

Jen Rizzo y Samantha Beech contribuyeron con este artículo.