El camión usado en la matanza de Niza. (Crédito: BORIS HORVAT/AFP/Getty Images).

(CNN) – Poco a poco se van aclarando parte de las circunstancias de la matanza registrada en Niza, el jueves pasado.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, dijo el sábado que había indicios de que el atacante había sido "radicalizado muy rápidamente".

CNN supo el domingo que Mohamed Lahouaiej Bouhlel, el autor de la masacre, envió un mensaje de texto poco antes del ataque a un destinatario desconocido diciendo: "Trae más armas 5 a C", según un representante de la oficina del fiscal de París.

Parece Bouhlel también tenía graves problemas de salud mental.

Su padre dijo que sufría de ataques de nervios en los que "rompía todo", y que creía que la salud mental de su hijo se deterioró después de la separación de su esposa.

Según todos los indicios, Bouhlel tenía una personalidad volátil.

En marzo, se le condenó a un período de seis meses de prisión suspendida después de lanzar un palé de madera contra un conductor tras un accidente de tráfico.

De acuerdo con informes de los medios de comunicación franceses, un vecino dijo que Bouhlel se enojó tanto cuando su esposa lo dejó que "defecó por todo el lugar" y despedazó el oso de peluche de su hija.

Pero Bouhlel no parece haber lanzado el ataque en un incidente repentino de ira.

El hecho de que alquiló el camión tres días antes de la matanza sugiere que la agresión fue premeditada, así como la fecha simbólica elegida: 14 de julio, día de la fiesta nacional francesa, cuando miles se reúnen en las calles del país para ver los fuegos artificiales y celebrar el triunfo de la revolución.

Una fuente cercana a la investigación dijo a CNN que los colegas del atacante detenidos para ser interrogados han dicho a los investigadores que Bouhlel empezó a hablar solidariamente de ISIS días antes del ataque.

Cuatro de sus socios del atacante fueron detenidos la noche del viernes y la madrugada del sábado en Niza.