CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Drama en la convención: campaña de Trump detiene rebelión sobre reglas

Por Stephen Collinson, Tal Kopan, Tom LoBianco

CLEVELAND (CNN) — Una abierta discordia y una revuelta se desataron en la sede de la Convención Nacional Republicana este lunes luego de que funcionarios republicanos evitaran los intentos de avergonzar al virtual candidato republicano Donald Trump y a los líderes del partido, lo que sin embargo resaltó las profundas divisiones en el partido.

En un inusual espectáculo de desunión y enojo en el piso del centro de convenciones, un grupo de estados intentó forzar a una votación estado por estado sobre las reglas de la convención. La rebelión aparentemente tomó a la campaña de Trump por sorpresa y sus funcionarios fueron vistos frenéticamente barriendo votos en el piso para acabar con el esfuerzo en medio de un profundo desorden.

Las escenas dramáticas que siguieron a un procedimiento normalmente de rutina que consiste en aprobar las reglas de la convención, se convirtió en un último esfuerzo de las fuerzas del partido que se open a Trump. Esas personas no intentaron quitarle a Trump la nominación, debido a que saben que no tienen los votos.

Pero su protesta, que resaltó la antipatía hacia Trump en algunas partes del partido, podría resultar en salvas de bienvenida para la campaña de Ted Cruz en el 2020, debido a que fue liderada por varios de los senadores de Texas más prominentes que se inclinaron por hacer el terreno de batalla más favorable para los conservadores en futuras convenciones republicanas.

El furor hizo erupción cuando el representante por Arkansas Steve Womack, que era el presidente de la convención, puso las reglas para la convención como una voz igual a un voto, y en medio de un coro de desaprobación por parte de algunos y las ovaciones por parte de los anti-Trump, se declaró que los que estaban a favor de la moción habían ganado, mientras aparentemente se ignoraban las objeciones de varias delegaciones estatales.

Womack entonces salió del escenario, en medio de gritos de “pase de lista, pase de lista” por parte de los manifestantes, un coro que fue respondido con cánticos a favor de Trump.

“Nunca había visto el escenario abandonado de esta forma”, dijo el senador por Utah Mike Lee, un simpatizante clave de Cruz, mientras los delegados de ambos bandos intentaban averiguar qué pasaba, en medio de una incertidumbre que duró aproximadamente 10 minutos durante los cuales una banda de jazz tocó en el escenario, en medio de escenas de enojo y confusión.

En una muestra de enojo, Ken Cuccinelli de Virginia lanzó sus credenciales al suelo, frustrado debido a que no se permitió el pase de lista.

En cierto momento, la delegación de Colorado del retiró del centro.

Cuando Womack regresó al escenario y pidió votar por segunda vez, y una vez más declaró que los que estaban a favor habían ganado, varias delegaciones pudieron presentar objeciones.

Womack explicó que a siete estados se les pidió demostrar que una mayoría de sus delegados querían un voto mediante pase de lista. Aunque los que apoyan el voto creían que habían logrado el número al lograr nueve peticiones, Womack dijo que tres estados de forma subsecuente retiraron sus peticiones por un voto mediante pase de lista, lo que significó que no hubo suficientes votos para forzarlo.

Y aunque se hubiese registrado un voto mediante pase de lista, las fuerzas de Trump fácilmente hubieran prevalecido debido a que el multimillonario logró ganar una mayoría de delegados en la primaria. Las fuerzas de Trump también estuvieron apoyadas por oficiales del Comité Nacional Republicano en una muestra de una nueva coordinación entre el candidato insurgente y el ‘establishment’ del partido.