CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cibercrimen

Encuentran culpables a dos hombres por difundir violación en Snapchat

Por Sara Ashley O'Brien

NUEVA YORK (CNNMoney) — Snapchat tuvo un importante papel en encontrar culpables a dos personas de abuso sexual.

El martes, Rashad Deihim, de 21 años, y Kailyn Bonia, de 20, fueron encontrados culpables de intento de violación, ataque indecente y ataque a golpes a una persona mayor de 14 años, así como del cargo de secuestro. Deihim también fue encontrado culpable de exhibir a la víctima, que tiene 16 años, desnuda.

El acto, que ocurrió en una zona de arbustos a las afueras de una escuela primaria de Saugus, Massachusetts, en septiembre de 2014, fue grabado y distribuido vía Snapchat.

Tim Cykowski, un amigo de Deihim y Bonia, se declararon culpables de grabar el crimen a través de la aplicación.

Él envió los videos tomados en la plataforma de mensajería a un amigo, Syndee Enos, que conocía a todas las partes involucradas. Enos tenía capturas de pantalla de los videos que había visto en Snapchat. De otra forma, habrían desaparecido debido a la naturaleza efímera de la aplicación.

Enos y su madre alertaron a la policía, que encontró a la víctima desnuda y “muy drogada” en los arbustos, de acuerdo con Carrie Kimball Monahan,, directora de comunicaciones de la Oficina del Fiscal del Distrito de Essex.

De acuerdo con Kimball Monahan, el uso de Snapchat en este caso en particular ayudó a la salvar la vida de la víctima. Ella estaba tan drogada que se le tuvo que administrar en dos ocasiones Narcan, un medicamento que contraataca los efectos de los opiáceos.

“Hay una muy alta posibilidad de que, si la si la joven de 16 años que recibió este Snapchat de su amigo no hubiese notificado a su madre y a la policía, la víctima estaría ahora muerta”, dijo Kimball Monahan a CNNMoney.

Tanto Enos como su madre testificaron en el juicio sobre el contenido de los videos y mostraron las capturas de pantalla al jurado.

De acuerdo con Air Ezra Walman, un profesor ajunto de leyes en la Escuela de Leyes de Nueva York, eso muy probablemente fue de ayuda al corroborar la historia de la víctima. “No solo un testigo vio lo que pasó, también pudo identificar a la víctima y entonces a las fuerzas del orden, pero las imágenes debieron tener un poderoso impacto en el jurado”, dijo.

Walman dijo que las implicaciones sociales en su conjunto con preocupantes.

“Es más que desconcertante el por qué alguien podría compartir algo como eso en Snapchat o en cualquier otra plataforma social. Da a entender que algunas personas valoran tan poco las vidas de las mujeres que se sienten confortables presumiendo su violencia contra ellas”, agregó.

La sentencia de Deihim y Bonia será el próximo 6 de septiembre en la Corte Superior de Salem. Los abogados de ambos no respondieron de inmediato a pedidos de comentarios.