CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Espías entre nosotros: echa un vistazo a cómo actúan

Por Thom Patterson

(CNN) — Los espías están entre nosotros.

Solo en Estados Unidos, un experto estima que hay alrededor de 100.000 agentes extranjeros trabajando para al menos 60 a 80 naciones, todos espiando a los estadounidenses.

“Eso no es paranoia, eso es una buena estimación”, dice Chris Simmons, un supervisor de contrainteligencia retirado de la Agencia de Inteligencia de la Defensa, en declaraciones al programa “Declassified” de CNN.

Todo suena mucho como los emocionantes dramas de Hollywood representados durante la Guerra Fría con espías soviéticos pretendiendo ser ciudadanos inofensivos, como la popular serie de televisión de F/X “The Americans”.

Las autoridades advierten que los espías en Estados Unidos no son una cosa del pasado.

“Más de dos décadas después del fin de la Guerra Fría, los espías rusos todavía buscan operar entre nosotros en secreto”, dijo el fiscal estadounidense Preet Bharara en un comunicado en marzo pasado.

Bharara se estaba refiriendo a un caso en la Ciudad de Nueva York contra un hombre que se declaró culpable de conspirar para actuar como un agente ruso no registrado.

Evgeny Buryakov, de 41 años, pretendió ser un empleado de una oficina en Manhattan de un banco ruso. Él entró a Estados Unidos y permaneció como un ciudadano privado, dijo el Departamento de Justicia.

Evgeny Buryakov.

Evgeny Buryakov.

Buryakov recolectó “inteligencia en las calles de Nueva York, intercambiando mensajes en código con espías rusos que enviaban la información recolectada de forma clandestina” a la agencia de inteligencia extranjera de Rusia, la SVR, dijo Bharara. De acuerdo con documentos de la corte, Buryakov estaba “recibiendo tareas de Moscú”.

Él fue sentenciado a dos años y medio de prisión y se le pidió pagar una multa de 10.000 dólares.

El FBI reunió parte de la evidencia en el caso con técnicas básicas que podría verse como sacadas de los dramas de espionaje.

De hecho,  a pesar de todos los avances tecnológicos desde la Guerra Fría, los cazadores de espías todavía usan y siguen muchos métodos de espionaje de la vieja escuela. Eso incluye vigilancia encubierta, irrumpir y entrar de forma encubierta, criptografía y ‘buzones muertos’.

Espionaje de manera no oficial

Las autoridades dicen que Buryakov estaba espiando de manera encubierta como un empleado bancario. En el juego de espías, esto se conoce como trabajar encubierto de manera no oficial o NOC (por sus siglas en inglés).

Los NOC fingen ser miembros de otra profesión, como personas de negocios, ingenieros y científicos. Tienen nombres falsos, registros de impuestos falsos y mienten a sus amigos y familias sobre sus identidades reales. También crean a veces negocios falsos para acercarse a sus blancos.

La vida de un NOC es peligrosa.

Si son descubiertos por la inteligencia extranjera en el exterior, no tienen inmunidad diplomática, se ponen a sí mismos en riesgo de ser arrestados, enviados a prisión, o en el peor de los casos, ejecutados.

Tecnología de vigilancia encubierta

Una de las operaciones de vigilancia encubierta más notorias en la historia del FBI fue creada en 1934 para atrapar al enemigo público número uno de esa época: El gangster John Dillinger.

Agentes recibieron una pista que indicaba que Dillinger, quien era prófugo del FBI, se dirigía a uno de dos posibles cines en el centro de Chicago. Dos agentes fueron enviados a cada cine y cuando Dillinger fue visto entrando al Biograph Theater,  se pidieron refuerzos a la oficina del FBI.

Agentes fueron puestos en la entrada del Biograph, los pasillos de salida y cruzando la calle, con la intensión de arrestar a Dillinger cuando dejara el edificio.

Cuando la película terminó, Dillinger salió del cine con dos mujeres.

Los agentes comenzaron a acercarse.

Dillinger “lo percibió y comenzó a correr, tomando su arma”. Tres agentes abrieron fuego y Dillinger fue declarado muerto en el hospital.

Obviamente, con el avance de la tecnología, la vigilancia ahora es muy distinta a la de esos días.

Con un dispositivo de escucha, alguien puede realizar vigilancia a distancia y capturar audio junto a un blanco en específico.

Al usar detectores láser apuntando a un auto estacionado, un observante puede saber si un blanco está usando ese vehículo para alejarse. El blanco que está conduciendo el auto puede ser rastreado vía su móvil a través de geolocalización.

Entrando de forma encubierta

Si han realizado el trabajo correcto, los expertos en irrumpir de manera encubierta irán a la casa, la registrarán y se retirarán sin dejar un rastro. Los dueños nunca sabrán que hubo extraños en ese lugar.

Cuando el presidente Jimmy Carter firmó la Ley de Vigilancia de Inteligencia en el Extranjero (FISA, por sus siglas en inglés) en 1978, permitió que los espías estadounidenses buscaran de manera legal y colocaran dispositivos de espionaje en las casas de gente del otro lado.

Los espías han desarrollado técnicas que incluyen el tomar fotos primero y luego usar esas fotos después para asegurarse que nada fue movido del lugar y usar polvo falso para evitar dejar rastro de movimiento.

En 1982, el FBI usó la legislación FISA para intervenir los teléfonos de Gabriel Megahey y Eamon Meehan, miembros del Ejército Republicano Irlandés que presuntamente estaban enviando de contrabando armas, explosivos y misiles tierra-aire al  Ejército Republicano Irlandés Provisional en Irlanda del Norte.

Ese uso de la ley FISA llevó a sus arrestos y al arresto de otras dos personas más. Los cuatro fueron encontrados culpables.

Criptografía

En cierta forma, los espías inventan sus propios lenguajes. Esa es la criptografía: encriptar o descifrar mensajes en código secreto que solo ciertas personas deben entender.

Los nazis usaron su famosa máquina Enigma para ocultar sus transmisiones militares durante la Segunda Guerra Mundial. Un grupo de descifradores de código aliados lograron romper el código enigma, posiblemente acortando la guerra por al menos dos años.

La criptografía de llaves de simétrica digital han hecho el leer mensajes secretos muy difícil. Un mensaje encriptado con una clave es enviado a alguien con esa clave idéntica. La conversación es muy segura. Una clave de 128 bits puede tener más de 300 decillones de combinaciones.

‘Buzón muerto’

El exagente del FBI Robert Hanssen, uno de los más infames espías en la historia de Estados Unidos, fue arrestado mientras realizaba lo que es conociendo en el mundo del espionaje como “buzón muerto”.

Un  “buzón muerto” es usado por espías para pasar de forma secreta paquetes e información y evitar estar en el mismo lugar al mismo tiempo.

En 2001, Hanssen fue arrestado intentando dejar paquetes de inteligencia militar en un sitio de “buzón muerto” a las afueras de Washington, en Vienna, Virginia.

El FBI dijo que Hanssen usó sitios similares en varias ocasiones para dejar paquetes para sus contactos rusos. Dentro de esos paquetes había discos y documentos de valiosa inteligencia estadounidense que incluía un amplio rango de secretos del FBI, incluyendo técnicas de investigación de contrainteligencia, fuentes, métodos y operaciones.

A cambio, Hanssen había recibido como pago más de 600 millones de dólares en diamantes y efectivo, de acuerdo con el FBI.

Ray Sanchez y Lorenzo Ferrigno contribuyeron con este reporte.