CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Hillary Clinton

Bill Clinton abraza el papel de cónyuge político

Por Maeve Reston

(CNN) — Bill Clinton no está acostumbrado a tener un rol secundario, pero se desenvolvió cómodamente en ese papel el martes por la noche al presentar a su esposa como el probado agente de cambio que debe convertirse en presidenta de Estados Unidos en noviembre.

Después de luchar para controlar su temperamento y arrebatos en la campaña electoral en 2008, el expresidente apareció como un cónyuge mucho más disciplinado y de más apoyo en esta ocasión, viajando por todo el país para hacer campaña por su esposa y evitando cuidadosamente las provocaciones del candidato republicano Donald Trump.

El martes por la noche, profundizó en su biografía para describirla como un agente de cambio real, destacando que ha pasado su vida luchando para mejorar la vida de las personas, en particular de la vida de los niños y las personas con discapacidad.

“Ella es la mejor agente de cambio que he conocido en toda mi vida. Este es un punto muy importante,” dijo Clinton de su esposa. “Esta mujer nunca ha quedado satisfecha con el status quo… Ella siempre quiere mover la pelota hacia adelante. Eso es justo lo que es”.

En un momento en que muchos votantes dicen que no confían Hillary Clinton, su marido trató de suavizar su imagen. Recordó cómo la había perseguido, proponiéndole tres veces antes de que ella aceptara.

El ingenioso esfuerzo de Bill Clinton por humanizar a su esposa, que a veces se ve como robótica en la campaña, fue recibido con aplausos entusiastas.

“En la primavera de 1971 me encontré con una chica”, reflexionó al comienzo del discurso, como si Hillary Clinton fuera cualquier chica a la que pudiera haber cortejado. Luego pasó a señalar, con gran detalle, cómo había rechazado en repetidas ocasiones sus propuestas de matrimonio para centrarse en su trabajo por los niños pobres y la reforma de la educación. También la describió como desinteresada, totalmente desconcertada cuando él le dijo en ese momento que ella se postularía para el cargo. Nadie votaría por ella, le contestó riendo.

“Me casé con mi mejor amiga. Todavía me asombraba después de cuatro años de estar cerca de ella de lo inteligente, fuerte, cariñosa y cuidadosa que era y realmente esperaba que me eligiera y rechazara mi consejo de perseguir su propia carrera fuera una decisión de la que nunca se arrepentiría”, dijo Bill Clinton.

Y su mensaje parecía resonar.

“Me impresionó mucho, creo que hizo a la gente entender cómo era Hillary desde el momento en que la conoció. Y cómo lo fascinó y todas las grandes cosas que ha hecho por tantos grupos diferentes. Lo más importante es que dejó de ganar dinero para servir a la gente”, dijo Bobbie Richardson, legislador estatal y delegado de Carolina del Norte.

Richardson dijo que sentía que la mayoría del público estadounidense no conocía esa historia.

Preguntado sobre el alto nivel de desconfianza que muchos votantes sienten acerca de Hillary Clinton, Richardson dijo que testimonios como el de Bill son exactamente lo que se necesita para cambiar esas percepciones.

“Creo que cuanto más conozcan de ella entre ahora y el 8 de noviembre, más se darán cuenta de que ella es humana. Hubo errores, pero ella salió absuelta de esos errores”, dijo Richardson.

Bill Clinton tiene un índice de aprobación mucho mayor que su esposa. Entre los votantes demócratas, el 79% lo ve de forma favorable.

El expresidente se ha convertido en un objetivo frecuente de Trump, que ha criticado su vida personal durante la campaña electoral.

“Ella está casada con un hombre que es el peor abusador de mujeres en la historia de la política. Ella está casada con un hombre que lastimó a muchas mujeres”, dijo Trump en una reunión en Spokane, Washington. “Y Hillary lo facilitaba y trató a esas mujeres horriblemente. Solo recuerden esto. Y algunas de esas mujeres no fueron destruidas por él, sino por la forma que Hillary Clinton las trató después de todo”.

Bill Clinton también se ha enfrentado al escrutinio de los votantes sobre su historial legislativo en la campaña electoral. En abril se enfrentó a activistas del movimiento Black Lives Matter sobre la ley contra el crimen de su gobierno.

En la campaña electoral, Hillary Clinton, a veces ha tratado de distanciarse de su marido, repitiendo que ella está luchando por su propio registro, no por “el tercer mandato de su marido”.

Además, ha tenido que salir a hacer aclaraciones a veces, el caso más reciente, a raíz de la reunión privada de Bill Clinton con la fiscal general Loretta Lynch en el aeropuerto de Phoenix en junio. La reunión fue criticada ampliamente dado que la fiscal general estaba supervisando la investigación sobre el uso de Hillary Clinton de un servidor de correo electrónico privado mientras era secretaria de Estado.

Aún así, Hillary Clinton ve a su marido como un activo.

Ella se ha comprometido a darle un papel en una posible segunda administración Clinton relacionado con la economía, tratando de sacar provecho de los resultados económicos de su marido mientras estuvo en la Casa Blanca.

“Voy a ponerlo a cargo de la revitalización de la economía”, dijo Clinton en Fort Mitchell, Kentucky, en el mes de mayo. “Ustedes saben que él sabe cómo hacerlo”.

Bill Clinton estaría entrando en aguas desconocidas en caso de que la Casa Blanca sea dirigida por su esposa, convirtiéndose en el primer hombre en tener el papel de cónyuge del presidente.

Hillary Clinton ha sugerido que en lugar de la primera dama se le podría llamar “el primer caballero”.

Él ha sugerido “primer chico.”

“No lo sé, no lo sé muy bien porque no tendría precedentes”, dijo sobre su potencial título. “No me importa cómo se me llame, se trata más de lo que estoy llamado a hacer”.