(CNN Español) - Arqueólogos mexicanos descubrieron un complejo sistema hidráulico subterráneo bajo el Templo de las Inscripciones en las ruinas mayas de Palenque, en Chiapas.

Por su cercanía a la cámara funeraria del gobernador Pakal II, esta red hidráulica posiblemente reproducía de manera simbólica el camino que lo conduciría a las aguas del inframundo, dijo en conferencia de prensa el arqueólogo Arnoldo González Cruz, director del Proyecto Arqueológico Palenque.

El investigador del INAH explicó que el descubrimiento fue un hecho fortuito dentro de los trabajos de conservación arquitectónica del mismo, al realizar una serie de pozos de sondeo al pie de su fachada principal.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=104&v=tG3rG_sbkyc

El Templo de las Inscripciones y su cámara funeraria han sido estudiados desde la mitad del siglo XX. No obstante, el hallazgo de este sistema hidráulico cambia las tesis originales sobre la edificación más representativa de esta zona arqueológica de Chiapas, dijeron expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Arnoldo González explicó que con este descubrimiento cambia la tesis del arqueólogo Alberto Ruz Lhuillier de que la cámara funeraria de Pakal II, la cual descubrió en 1952, sería el punto de partida de los nueve cuerpos que componen el Templo de las Inscripciones. Ahora el hallazgo muestra que su centro debió estar dado por la existencia de un manantial.

El arqueólogo explicó que se trata de una "compleja red de canales", dispuestos a diferentes niveles y orientaciones, que debió ser diseñada “mucho antes que se proyectara la pirámide misma, en las primeras décadas del siglo VII de nuestra era”.

El origen de esta corriente de agua, que aún fluye por el canal principal, “fue el punto de partida desde el cual se erigió el edificio y cuyo fin era asociar a Pakal II, el gran señor de Palenque, con estos acuíferos”.