(CNN) - "¿Quieres ponerme a prueba, verdad?"

Así comienza la transmisión en directo de Facebook de una madre que golpea y reprende a su hija de 16 años de edad, en su hogar en Savannah, Georgia.

La adolescente llora a medida que su madre le da palmadas sobre todo su cuerpo y con lo que parece ser un objeto de plástico.

La madre acusa a su hija de avergonzarla al publicar fotos sexis de sí misma en Facebook y tener relaciones sexuales en su casa.

"Eso m-- es linda? ¿Tienes 16, verdad? ¡Sólo tienes 16! ¡Y que quieres ser una p-!", dice la madre.

El vídeo se transmitió a través de las redes sociales, lo que generó debate sobre el castigo corporal y la vergüenza pública.

"Necesito que ustedes vuelvan esto viral"

Después de casi cuatro minutos, mientras la adolescente gime en la esquina, su madre gira la cámara del teléfono celular y se enfoca a sí misma, se arregla el pelo, y se dirige a su audiencia.

"Ahora, voy a necesitar todos ustedes vuelvan esto viral, por favor, compartan esto. Porque no he terminado, viene más".

Muchos pensaron que la madre llevó el castigo demasiado lejos, especialmente para disciplinar a un adolescente.

"Hay algo muy enfermo y preocupante ir tan lejos como puedas para avergonzar a tu hijo. Sobre todo, cuando su forma de disciplina se trata de avergonzar a su hijo por los impulsos naturales que todos experimentamos a los 16 años de edad", escribió Veronica Wells en el blog de estilo de vida, MadameNoire.

Otros dijeron que la forma de publicar el video ha enviado el mensaje equivocado.

"Poner esto en los medios sociales está mostrando que está bien hablar y mostrar sus asuntos en público", dijo un comentarista en la página de Facebook de la adolescente.

"¿Qué pasó con 'lo que pasa en mi casa se queda en mi casa"?

Otros se solidarizaron con la madre y la lección que estaba tratando de impartir.

"Yo entiendo a esta madre, pero habría podido manejar de una manera respetuosa el asunto. Sólo está tratando de salvarla porque es un mundo desagradable", dijo otro comentarista Facebook.

La madre no ha respondido a la solicitud de CNN para hacer comentarios. Una publicación en lo que parece ser la página de Facebook de su hija, escrito por la madre, da su lado de la historia.

"Amo a mi hija con todo mi corazón", dijo. "Pase lo que pase después de esto, bueno, mi hija no va a faltarse al respeto a ella misma ni a nadie ... lección aprendida".

La adolescente parecía que asumir la responsabilidad diciendo que no debería haber avergonzado a su madre y que ella no debería haber estado haciendo lo que estaba haciendo.

Dijo que ama a su madre y que entiende por qué su madre hizo lo que hizo.

"Sé que la próxima vez voy a mantener mis asuntos para mí misma".

No hay cargos pendientes

El alboroto provocó que la ley investigara el incidente.

El Departamento de Policía Metropolitana de Savannah-Chatham recibió varias llamadas telefónicas de ciudadanos preocupados que tuvieron acceso al vídeo en vivo, dijo el portavoz de Sonny Cohrs.

Oficiales de la Unidad de víctimas especiales hablaron con la madre y la hija. Aunque la hija dijo que se siente segura en su casa, el caso ha sido remitido al Departamento de Niños y Familias, dijo. No hay cargos pendientes.

El Departamento de Servicios para Niños y Familia no respondió inmediatamente a la solicitud de la CNN para hacer comentarios.

Keith Allen de CNN contribuyó con este reporte.