NUEVA YORK (CNNMoney) - Olvídate de Snapchat. La más grande amenaza para Facebook podría ser ahora mismo el Tío Sam.

Facebook reveló el jueves que podría deber miles de millones de dólares luego de una investigación del Servicio Interno de Impuestos (IRS, por sus siglas en inglés) sobre la forma en que movió activos a una subsidiaria irlandesa para evitar pagar impuestos más altos.

La multa podría ser de entre 3.000 y 5.000 millones de dólares, más intereses, de acuerdo con una nota de Facebook enviada a la U.S. Securities and Exchange Commission (SEC). Si se materializa, Facebook dice que la multa podría tener un "impacto material adverso" en su posición financiera.

El asunto de los impuestos fue revelado públicamente hace tres semanas cuando el Departamento de Justicia presentó una demanda para forzar a Facebook a que cooperara con la investigación que realizaba el ISR. En ese momento no se ofrecieron cifras.

La investigación data de 2010, cuando Facebook cambió los derechos sus negocios mundiales, excluyendo a Estados Unidos y Canadá, hacia Facebook Irlanda, como parte de una compleja maniobra para reducir el pago de impuestos.

Esa transferencia incluyó ciertos activos difíciles de cuantificar como su "base de usuarios, plataforma en línea y marketing intangible".

El IRS llegó a creer que Ernst & Young, la firma a la que se le encargó valorar los activos en esa transferencia, pudo haber subestimado el valor de esas cosas intangibles por "miles de millones de dólares", de acuerdo con una copia de la nota que fue entregada a CNN.

"No estamos de acuerdo con la postura del ISR y presentaremos una demanda ante la Corte de Impuestos de Estados Unidos contra la notificación", escribió Facebook en la nota presentada a la SEC.

Facebook, junto con compañías tecnológicas como Apple y Google, han sido criticadas en años recientes por enviar activos a Irlanda y otros países que sirven como paraísos fiscales debido a sus bajos impuestos para empresas.

En marzo, Facebook cedió un poco a la presión y aceptó dejar de enviar las ganancias del Reino Unido a través de Irlanda.

El ISR ha estado trabajando para reunir información sobre el acuerdo irlandés de 2010, pero ha tenido una cooperación limitada.

Nina Wu Stone, una investigadora del IRS, hizo notar que ella emitió seis emplazamientos el mes pasado contra Facebook para que produjera registros relacionados con la transferencia de activos. Facebook no cumplió con esos requerimientos.

A principios de la semana, el IRS reveló que Facebook también ignoró un séptimo emplazamiento.