(CNN Español) - La lucha contra el zika en Estados Unidos no solo se está librando contra los mosquitos sino contra algunos productos que falsamente prometen mantenerlos alejados para que los consumidores eviten ser contagiados por el virus.

Ante la creciente preocupación por el zika, muchos están acudiendo a todo tipo de artículos para evitar las picaduras de mosquitos que eventualmente podrían transmitir el virus

"Hemos usados de todo, incluyendo los aparatos que se ponen en las noches, que emiten el sonido", aseguró el peruano Marco Moreno mientras daba una paseo con su esposa y su hijo de 5 años por el Parque Central de Nueva York.

Marisela Hernandez, una residente de Texas de visita en Nueva York, explicó que les pone a sus hijos unos parches o unos paños con aromas. “Dicen que el olor evita que los mosquitos los piquen”, aseguró.

Por su parte, Katherine Kupatri, quien reside en Virginia, dijo que confía en los repelentes tradicionales. “Yo creo que el spray es lo mismo para todos. Si te pones algo ya estás bien”, indicó.

Pero según el fiscal general de Nueva York, Eric T. Schneiderman, estos consumidores podrían no solo estar perdiendo su dinero sino poniendo en riesgo su salud y la de sus familias al creer que están protegidos contra el virus del Zika.

Tras lanzar una alerta, el fiscal neoyorquino logró que seis empresas removieran los anuncios de productos que prometían combatir el virus del zika y repeler los insectos que eventualmente podrían transmitirlo.

Se trata de repelentes, aceites, velas, brazaletes, collares, parches y hasta dispositivos ultrasónicos para proteger contra el virus, los cuales, según Schneiderman, no están avalados por las autoridades.

“Los fabricantes de productos a base de aceites botánicos, incluyendo pulseras, brazaletes, parches y pegatinas, afirman que los productos contienen ingredientes que repelen los mosquitos. Ingredientes botánicos comunes, incluyendo el aceite de geranio, cedro, hierba de limón, soja y citronella y repelentes de insectos no están registrados por la EPA y el Departamento de Salud del Estado de Nueva York ha advertido que estos productos tienen una eficacia limitada para repeler los mosquitos”, aseguró el fiscal de Nueva York.

Sobre los dispositivos ultrasónicos que supuestamente repelen los mosquitos con sonidos de alta frecuencia, dijo que numerosos estudios han demostrado que, por el contrario, atraen los insectos.

La doctora Maria T. Bassett, comisionada de Salud de Nueva York, advirtió que el riesgo de picaduras solo se puede reducir con productos que tienen componentes aprobados por las autoridades sanitarias y ambientales. Sugirió mirar las etiquetas y adquirir productos que contienen DEET o Picaridin, o aceite de eucalipto de limón y también un componente llamando cal IR353.

Rosi Proaño, una residente de Nueva York, dijo que se toma muy en serio las recomendaciones. “Si no consulto con el médico no me pondría nada porque tendría que estar segura de lo que yo uso para evitar la contaminación”, dijo.

Nueva York aún no ha registrado casos de transmisión local del virus del Zika, como en el caso de la Florida, pero las autoridades creen que existe un alto riesgo debido a los miles de residentes del estado que en esta temporada viajan a sus países de origen en América Latina y el Caribe, donde hay una alta incidencia del virus.

Por eso sugieren seguir usando los repelentes autorizados una vez regresen al país, al menos durante tres semanas y así evitar que el virus se transmita por la vía de las picaduras de otros mosquitos en caso de que estén contaminados.