Pelé es atendido en un centro médico de Sao Paulo. (Crédito: NELSON ALMEIDA/AFP/Getty Images).

(CNN) - La leyenda del fútbol brasileño Pelé dijo que no podrá ser el encargado de encender el pebetero olímpico en la ceremonia de inauguración de la noche de este viernes en el estadio Maracaná.

En un comunicado enviado a medios brasileños, Pelé dice que cumplir el honor debido a sus limitaciones físicas.

"¡Queridos amigos, solo Dios es más importante que mi salud!", dijo.

"En mi vida he tenido fracturas, cirugías, dolores, hospitalizaciones, victorias y derrotas", dijo.

"En este punto, no estoy en condiciones físicas de asistir a la apertura de los Juegos Olímpicos", aseguró. "Y como brasileño, pido a Dios que bendiga a todos".

Pelé ha estado sufriendo dolores en las caderas tras una cirugía el año pasado, y tiene movilidad limitada.

El portavoz del comité organizador local dice que no pueden hacer comentarios sobre el acto de inauguración, ya que se supone que es un secreto.