(CNN) — La persona que disparó y mató a un ladrón este jueves en Río de Janeiro podría ser un empleado del consulado de Rusia, según la agencia de noticias estatal TASS.

Reportes iniciales de la agencia estatal brasileña Agencia Brasil aseguraron que un diplomático ruso luchó con un ladrón durante un intento de robo, antes de tomar el arma del asaltante y dispararle.

El cónsul general de Rusia en Río Vladimir Tokmakov negó que cualquier funcionario del consulado estuviera involucrado en un “tiroteo”.

Todo el personal diplomático ruso y de las instituciones rusas en Río está a salvo y no tienen que ver con ningún incidente relacionado.

El hombre que estuvo involucrado en el incidente pudo haberse presentado como “un empleado del consulado”, según la agencia TASS que citó a Tokmakov.

En un comunicado dado a conocer este viernes, la embajada rusa en Brasil aseguró, a través de un portavoz del Consulado General de Rusia, que ningún representante ruso estuvo involucrado en el intento de robo.

En el momento del incidente todos los funcionarios del consulado en Río de Janeiro estuvieron dentro del edificio o dentro del espacio alquilado por los fanáticos de los Olímpicos conocido como ‘La casa de los fanáticos’”, según el comunicado del consulado.

Los reportes de la prensa local originalmente aseguraron que un supuesto vicecónsul ruso estaba en su vehículo cuando un ladrón se les acercó en su bicicleta.

La policía civil de Río de Janeiro se negó a hacer algún comentario del caso a CNN, mientras que las llamadas a la policía de esta ciudad no fueron respondidas.

Reportes que no han sido confirmados en redes sociales incluso aseguraban que el diplomático usó técnicas jiu-jitsu para desarmar al ladrón.

Un corresponsal de la agencia 9 News Australia aseguró que los criminales trataron de robar a un diplomático ruso cerca de la ciudad atlética apuntándolo con un arma. El funcionario les robó el arma y le disparó al ladrón provocándole la muerte.

La policía ciivl de Río se negó a comentar el caso a CNN, mientras que la policía militar no contestaron.