Imagen de la delegación australiana entrando al estadio Maracaná durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Río 2016 el pasado 5 de agosto. (Crédito: Dean Mouhtaropoulos/Getty Images)

(CNN) - La delegación olímpica de Australia incrementó los protocolos de seguridad para sus deportistas tras el incidente que involucró a cuatro nadadores estadounidenses que fueron asaltados a punta de pistola en Río de Janeiro.

Mike Tancred, director de comunicaciones del comité australiano, dijo que las arenas de Ipanema y de Copacabana están fuera de los límites nocturnos, pero no el bulevar.

El comité australiano les pidió a sus deportistas que usen ropa casual y porten su acreditación debajo de sus camisas. Los deportistas también deben andar en grupos de tres o más personas y usar los medios de transporte para movilizarse hacia las áreas de entretenimiento en vez de caminar.

Este fin de semana el Comité Olímpico de Estados Unidos confirmó que cuatro de sus nadadores fueron asaltados a punta de pistola en Río de Janeiro.

Cuando volvían en taxi, en horas de la madrugada, hacia la villa, varios sujetos -al parecer armados- detuvieron el transporte y les exigieron que les entregaran su dinero y otras pertenencias.

"Los cuatro deportistas están bien y cooperando con las autoridades", asegura la declaración del Comité Olímpico de Estados Unidos.

Antes de confirmarse el asalto, CNN habló tanto con la Policía Civil como con la Policía Militar en Río.

La autoridad militar dijo que no había recibido información sobre el asunto ni pedido para investigar algún delito en el que hubiese estado involucrado Ryan Lochte (0 cualquier otro nadador estadounidense).

Por su parte, la Policía Civil dijo que había oído sobre el robo en los medios de comunicación y que no se le había pidió investigar delitos que implican al atleta (Lochte).

Sin embargo, la Policía Civil se puso en contacto con el consulado de Estados Unidos en Río de Janeiro y el consulado aseguró que no había sido contacto por los supuestos robos.

El Comité Olímpico Internacional calificó de falsas las versiones del asalto.

El portavoz del COI, Mark Adams, dijo en una rueda de prensa en Río de Janeiro: "Te puedo decir, de la boca de Ryan Lochte, que la historia es absolutamente falsa".

Por su parte, el director de Comunicaciones de Río 2016, Mario Andrada, dijo que no tenía datos sólidos sobre los informes del asalto a Lochte.