(CNN) - Justin Bieber ha contrariado a muchos de sus fanáticos.

La superestrella tiene una base de fanáticos notoriamente leales, pero ahora se encuentra entre la espada y la pared gracias a recientes imágenes con su nueva novia.

Todo comenzó cuando Bieber publicó algunas fotos de Instagram con Sofia Richie.

Richie, quien es una modelo de 17 años, así como hija del compositor y cantante Lionel Richie, ha salido con Bieber en semanas recientes.

Las fotos en Instagram no fueron bien recibidas por algunos de los seguidores de Bieber, aparentemente, porque tuvieron bastante que decir de las imágenes, lo que en su mayoría no fueron cosas agradables.

El cantante no tomó los comentarios con gracia y amenazó con bloquear el acceso a sus cuentas en redes sociales, que para los Biebers, sería el equivalente a cortarles el suministro de oxígeno.

"Voy a hacer privado mi Instagram si no detienen su odio", escribió la estrella pop de 22 años al subir una imagen en blanco y negro donde sale junto con Richie. "Esto se está saliendo de las manos, si realmente son fans, no deberían ser tan malos con la gente que quiero".

El asunto tomó seriedad cuando Selena Gomez, ex de Bieber, se unió a la discusión. "Si tú no puedes manejar el odio entonces deja de publicar fotos de tu novia. Debe ser especial entre ustedes dos solamente", escribió Gomez en Instagram.

"No te enojes con tus fans", agregó. "Te aman".

Bieber respondió: "Es divertido ver gente que me usó para tener atención y todavía intenta apuntar el dedo en esta dirección. Triste. Amor para todos".

Ahora ya han surgido las etiquetas #RIPBeliebers y #SelenaEndedJustinParty, con algunos declarándose exfans de Bieber y #TeamGomez.