(CNN) - La búsqueda del hijo secuestrado del capo de la droga más notorio se ha reducido a cuatro estados en México, dijo a CNN un funcionario del gobierno federal mexicano.

Jesús Alfredo, de 29, fue una de seis personas secuestradas la madrugada del lunes en el puerto turístico mexicano de Puerto Vallarta. Alfredo es hijo del encarcelado capo de la droga Joaquín 'El Chapo' Guzmán.

Un alto funcionario mexicano dijo que la policía esta buscando a los secuestrados en Michoacán, Nayarit, Jalisco y en un cuarto estado que no quiso nombrar.

Funcionarios sospechan que el cartel Jalisco Nueva Generación, rival del cartel de Sinaloa, podría ser el responsable.

"Es un asunto importante porque afecta la estructura de poder en el cartel de Sinaloa. Su hijo supuestamente es parte del nuevo liderazgo", dijo un funcionario federal mexicano, al referirse a Alfredo.

Se cree que Alfredo y su hermano, Iván Archivaldo Guzmán, están involucrados en las actividades del cartel de Sinaloa, junto con otro hijo que Guzmán tuvo con otra mujer, Ovidio Guzmán López.

Pero, de acuerdo con una fuente que está al tanto de la investigación, datos de inteligencia sugieren que Alfredo no tomó su rol dentro de la organización de forma seria y fue "atrapado descuidado", lo que permitió que ocurriera el secuestro.

Guerra de carteles

El secuestro es el más reciente golpe a los esfuerzos tras las rejas de 'El Chapo' por mantener el dominio del Cartel de Sinaloa en la región, en medio de los desafíos que presenta el cartel Jalisco Nueva Generación.

Joaquín Guzmán Loera, líder del Cartel de Sinaloa, permanece bajo custodia de las autoridades mexicanas en una prisión en Ciudad Juárez, a donde fue trasladado en mayo de este año desde la prisión de El Altiplano después de ser recapturado el pasado 8 de enero en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, y de esa misma prisión se había fugado el 11 de julio de 2015 a través de un túnel de más de un kilómetro que conectaba su celda con una casa.

Funcionarios de Estados Unidos se han estado preparando durante meses para la extradición de 'El Chapo' y han estado revisando las medidas de seguridad.