Bomberos polacos esperan la llegada del papa Francisco en en el antiguo campo de concentración Nazi en Auschwitz. (Crédito: JOE KLAMAR/AFP/Getty Images)

(CNN) - El Gobierno de Polonia aprobó en una reunión este miércoles presentar un proyecto de ley con la cual se quiere castigar con prisión de más de tres años a quienes usen frases como “campos de trabajo polacos”, “campos de concentración polacos” o “campos de muertes polacos”, según un comunicado del Ministerio de Justicia de ese país.

En el comunicado se dice que bajo la nueva ley “habrá consecuencias criminales contra las personas que públicamente y en contra de los hechos, digan que Polonia, como nación, participó, organizó o es responsable de cometer crímenes del Tercer Reich alemán".

Los infractores serán sujeto de multas y más de tres años de prisión y aquellos que infrinjan la ley involuntariamente serán multados o detenidos, dice el Gobierno. En el comunicado del ministro de Justicia, Zbigniew Ziobro, dice que la ley fue introducida porque “no podemos permitir que aquellos que fueron víctimas y que sufrieron, sean acusados y presentados como los perpetradores o coperpetradores del Holocausto, de las muertes masivas y de los campos de exterminio, que recuerda el miedo, que ha quedado como una cicatriz en la consciencia de la humanidad".

Por ello, agrega el comunicado, “el Gobierno polaco ha dado un importante paso para crear mejores herramientas con el fin de ejercer nuestros derechos, defender la verdad histórica, pero también defender la reputación de Polonia alrededor del mundo cada vez que es difamada”.

“Nuestras madres o padres no son los responsables de los crímenes del Holocausto cometidos por los criminales alemanes y nazis que ocuparon la República de Polonia. Es nuestra obligación defender al país y la reputación de la nación y su dignidad, así como la de nuestras madres, padres y abuelos”, dice el comunicado.

La ley aún debe ser aprobada por el Parlamento. El comunicado no ofrece un calendario sobre cuándo pasará.