La pareja británica se casará el próximo mes.

(CNN) - Son la reina y el rey del ciclismo de pista olímpico y nadie en Río 2016 podrá bajarlos del trono.

Laura Trott y Jason Kenny alcanzaron el martes el récord de 10 medallas de oro conseguidas entre ambos luego de una dramática noche en el velódromo olímpico.

Los ciclistas británicos, quienes se casarán el mes próximo, se robaron el espectáculo con estilos contrastantes.

Trott llevó a cuatro preseas doradas su récord personal al defender su título dominante en la rama femenil, convirtiéndose en la mujer británica más exitosa en la historia de los Juegos.

Y luego Kenny también hizo historia, al alcanzar a su ex compañero Chris Hoy como máximo ganador británico de medallas de oro, con seis, luego de ganar una carrera llena de nervios de la que casi resulta descalificado.

Su compañero Bradley Wiggins se convirtió en el máximo ganador británico en la historia del olimpismo al alcanzar el viernes su octava medalla, siendo cinco de ellas doradas.

A sus 24 años, nadie duda de que Trott pueda rebasar a este trío de ciclistas varones.

Ella ayudó al equipo británico a ganar la competencia de persecución el fin de semana, añadiendo la presea a sus dos oros obtenidos en Londres hace cuatro años.

El martes, Trott se convirtió en la primera mujer en ganar cuatro oros olímpicos en ciclismo de pista, rebasando a la francesa Felicia Ballanger y sus tres preseas.

Ella lideró la competencia de principio a fin, dejando al resto la batalla por la plata y el bronce.

En tanto, la victoria de su pareja, Kenny, en categoría Keirin fue un poco más complicada, pues la carrera tuvo que ser detenida dos veces, y una de ellas el ciclista británico tuvo que esperar de forma agónica para ser readmitido por los jueces.

Finalmente, Kenny, de 28 años, avanzó con perfección rebasando al holandés Matthijs Buchli y al malasio Azizulhasni Awang, ganadores de la plata y el bronce, respectivamente.

Con ello sumó una presea dorada más a las dos obtenidas previamente en Río, dos más en Londres 2012 y una en Beijing 2008, donde también obtuvo una plata.