CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Rara recuperación: joven de Florida sobrevive a ataque de ameba ‘comecerebros’

Por Debra Goldschmidt, Susan Scutti

(CNN) — Sebastián DeLeón, de 16 años, sobrevivió al ataque de una rara ameba ‘comecerebros’, informaron este martes doctores del Hospital para Niños de Florida en Orlando.

“Lo está haciendo tremendamente bien. Está caminando, está hablando, salió por primera vez por algo de aire fresco, está listo para irse a casa”, dijo a reporteros el doctor Humberto Antonio Liriano, del área de cuidados intensivos.

Es notable porque él es la cuarta persona en Estados Unidos que ha logrado sobrevivir a una infección de este parásito llamado Naegleria fowleri.

Cuando se encontraba de vacaciones con su familia en Orlando, DeLeón tuvo un dolor de cabeza severo mientras estaba en un parque de diversiones el 7 de agosto. El dolor se volvió tan fuerte, explicó Liriano, que el joven “no podía tolerar que la gente lo tocara”.

Entonces comenzaron a buscar hospitales y de manera fortuita descubrieron el Hospital para Niños de Florida. Después se enteraron que los doctores tenían conocimientos únicos sobre esta ameba: habían estado en seminarios especiales sobre este tema a principios de año.

Cuando DeLeón llegó al hospital, el doctor Dennis Hernández, quien trabajaba como encargado de urgencias en ese momento, inmediatamente identificó los síntomas de meningitis y tomó una muestra del fluido cefalorraquídeo del joven. Las muestras dieron positivo a la ameba ‘comecerebros’.

Este año hubo al menos otras tres infecciones con meningoencefalitis amebiana, la infección causada por la ameba. De ellas, DeLeón es la única persona que ha sobrevivido.

La ameba comecerebros no te infecta por tomar agua contaminada, explicó el doctor Rajan Wadhawan, director médico del Hospital para Niños de Florida. El parásito se vuelve un peligro “solo cuando sube de forma forzada por la nariz”, dijo Wadhawan. La mayoría de los pacientes solo sobreviven entre 12 y 13 días.

El Departamento de Salud de Florida dijo que DeLeon se infectó a principios de mes mientras nadaba en una propiedad privada en el condado de Broward.

Al saber los resultados de los exámenes de DeLeón, todo el hospital trabajó en conjunto, sin escatimar ningún esfuerzo para salvar la vida de DeLeón, recordó Liriano. Se realizaron llamadas a Profounda Inc, la compañía farmacéutica que fabrica un antiparasitario llamado miltefosina (bajo el nombre comercial de Impavido), el cual fue aprobado por la FDA en marzo para otro uso. En 12 minutos, el medicamento fue entregado al hospital.

Liriano y un equipo de doctores para enfermedades infecciosas en niños, con la asistencia de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, trabajaron juntos con un solo objetivo en mente: salvar su vida. Ellos pusieron al joven en coma inducido y bajo respiración asistida. Le administraron miltefosina y otros antimicrobiales, y realizaron exámenes diariamente para detectar la ameba, con la esperanza de un resultado negativo.

Eso ocurrió 72 horas después de que comenzó el tratamiento, lo que indicó que la ameba ya no estaba. “Decidimos quitar la respiración asistida y en horas él habló”, dijo Liriano, quien comenzó a llorar mientras describió la recuperación del paciente. Él dijo que el joven ahora está progresando “tremendamente bien”.

DeLeón necesitará rehabilitación, pero está listo para regresar a su casa en el sur de Florida con su familia.

Brunilda González, la madre de DeLeón, agradeció durante una conferencia “primero a Dios y a todo su poder por todo lo que ha hecho para salvar la vida de nuestro hijo”.

“Estamos muy agradecidos por este regalo de vida. Dios nos ha concedido un milagro a través del personal de este hospital”.

González reconoció lo difícil que fue para el personal el trabajar para obtener la medicina para su hijo justo a tiempo para salvar su vida, y también resaltó que lo que le ocurrió a su hijo podría ser de ayuda para otros.

De acuerdo con los CDC, entre 1962 y 2015, hubo 138 casos conocidos de infección por ameba ‘comecerebros’.

El único otro paciente en Estados Unidos que sobrevivió tras recibir miltefosina, fue uno en California en 1978.