CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Bombero describe su vida tras trasplante de cara: «Ahora tengo esperanza»

Por Jacqueline Howard

(CNN) — Patrick Hardison ahora puede manejar y llevar a sus hijos a la escuela por la mañana. Puede nadar en la alberca, peinarse con los dedos y parpadear.

Puede caminar entre la multitud sin que los extraños lo vean o lo señalen, o que los niños huyan de él llorando, asustados por su cara.

Hace alrededor de un año, el bombero voluntario de 42 años de Senatobia, Mississippi, no podía hacer nada de esto. Su cara estaba severamente desfigurada.

Hardison sufrió de extensas quemaduras faciales luego de responder al incendio de una casa en 2001 y perdió sus párpados, sus orejas, sus labios, su pelo y casi toda su nariz. Usó una gorra de béisbol y lentes de sol para cubrir sus cicatrices y ocultarse del mundo.

Todo eso, sin embargo, cambió cuando Hardison fue sometido al trasplante de tejidos blandos de rostro más grande hecho el año pasado. De hecho, la cirugía le regresó su vida, dice.

«Me encantaría decir que soy el mismo viejo Pat, pero eso no daría suficiente crédito al increíble camino por el que he pasado durante el último año», dijo Hardison durante una conferencia de prensa el miércoles.

«Luego de mi accidente, mi vida realmente era muy mala. Odiaba mi vida», dijo. «Estoy aquí ahora porque quiero que otros vean que hay esperanza luego de la lesión. Estoy especialmente orgulloso de compartir mi historia con otros bomberos, personal de emergencias y militares estadounidenses que han quedado heridos. Si el compartir esta historia ayuda a una sola persona a explorar la posibilidad de un trasplante de rostro, entonces vale la pena… ahora tengo esperanza, y quiero ayudar a aquellos que están heridos a que sepan que también hay esperanza para ellos».

El doctor Eduardo Rodríguez dirigió a un equipo de más de 100 cirujanos y profesionales médicos en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, para realizar la histórica operación de Hardison. Desde 2005, más de 20 pacientes han recibido trasplantes de cara completos o parciales en instituciones alrededor del mundo.

El equipo usó la cara de David Rodebaugh, un mecánico de bicicletas de Brooklyn que murió en un accidente de bicicleta y cuyos órganos fueron donados a través de la red de donantes Live On Ny. Tomó 12 horas el realizar la operación.

Rodríguez y su equipo le dieron a Hardison una nueva cara, cuero cabelludo, orejas y canales auditivos y partes de hueso de la barbilla, las mejillas, así como toda la nariz.

También recibió nuevos párpados y los músculos que controlan el parpadeo.

La cirugía fue la primera en la que se realiza un trasplante de párpados. Aunque Hardison describió su visión como «muy buena», su visión disminuyó debido a la pérdida de los párpados.

Al monitorear la recuperación de Hardison durante el último año, el equipo médico se sorprendió debido a que su cuerpo no tuvo ningún episodio de rechazo agudo y sus nuevos párpados continuaron funcionando de forma normal.

«Uno de los aspectos más remarcables de este trasplante fue la visión», dijo Rodríguez el miércoles, quien dijo que ahora «hay una muy fuerte semejanza» entre la nueva cara de Hardison y el color de cabello y sus hijos.

«Esta es la tercera cara con la que Patrick vive», dijo Rodríguez.

Hardison ha tenido cuatro procedimientos extra, principalmente para ajustar sus párpados y sus labios, quitar un tubo de alimentación de su abdomen y quitar un tubo de respiración de su traquea.

Ahora él disfruta el poder volver a comer. «He ganado unos 13 kilos, vean eso», bromeó.

Hardison también ha vacacionado en Disney World con su familia y ha visitado a algunos de sus compañeros bomberos, que dedicaron un camión de bomberos en su honor.

Hardison ya no tiene procedimientos adicionales programados, pero el equipo médico seguirá monitoreando los próximos 12 meses de recuperación, durante el cual la hinchazón de su cara seguirá bajando, dijo Rodríguez.

«Hemos visto una reducción dramática en la hinchazón de sus párpados (y) la cara media… y la hinchazón debe reducirse en las porciones bajas de la cara», agregó Rodríguez.

En tanto, Hardiston tiene sus propios planes.

«Espero poder regresar al trabajo.  Espero poder realizar algún discurso motivacional algún día», dijo. «Dios nos puso en este planeta para vivir la vida al máximo. Eso es lo que planeo hacer».