CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Los ataques de tiburón disminuyeron después de cifras récord en 2015

Por Jen Christensen

(CNN) — Si el tema de la película ‘Jaws’ (Tiburón en América Latina) no dejaba de sonar en tu cabeza cada vez que ibas a la playa, puedes dejar de preocuparte.

Sí, 2015 estableció un récord en el número de ataques de tiburones, pero los científicos dicen que este año, en contra de las predicciones, los ataques han disminuido.

Además, es más probable que mueras en un accidente con una vaca que en un ataque de tiburón. Eso según los CDC, la fuente líder de datos de salud. Realmente no tienes que dejar de ir a la playa sólo porque hubo más ataques. Resulta que no le gustas tanto a los tiburones, por lo menos en este año.

La razón por la que estos incidentes han disminuido este año pero llegaron a un pico en años pasados es algo complicado, dicen los científicos, especialmente debido a que tienen un conocimiento limitado de cómo actúan esta criaturas, a pesar de la Semana del Tiburón que causa furor en Discovery Channel.

George Burgess hace unos estimados basados en evidencia, y ciertamente está calificado para hacerlos, pues ha estudiado a los tiburones por más de cuatro décadas.

Burgess trabaja en el estado en el que hay más encuentros de tiburones y humanos. Además, un tiburón fue nombrado en su honor y es el encargado del archivo de los ataques de tiburones del Programa de Investigación de Tiburones de la Florida.

Ha contado 59 ataques el año pasado en aguas de Estados Unidos, con una muerte en Hawai. Globalmente, ha habido 98 ataques no provocados, con seis muertes. En comparación, las cifras a finales de agosto muestran que ha habido 24 ataques este año alrededor del mundo. Aunque el verano no ha llegado al hemisferio sur, Burgess piensa que es altamente improbable que haya otro récord para 2016.

Cree que las altas cifras del año pasado vinieron en parte por el fenómeno de El Niño.

“Las aguas más tibias y las corrientes de aire cálidas significan que los animales migran hacia el norte más temprano y se quedan más tiempo allí”, dice Burgess. “Mientras avanzaban por las aguas de la Costa Este, encontraron más humanos en el agua, porque ellos también acudieron a la playa a medida que aumentaban las temperaturas”.

“Más humanos en el agua y una temporada de tiburones más larga llevan a que los número de ataque aumenten”, dijo.

Con la recuperación de la economía, más personas pueden pagar vacaciones en la playa, lo que también aumenta las probabilidades de encuentros de tiburones y humanos. Pero ten en mente que los 59 ataques se dieron entre 88 millones de estadounidenses que dicen que nadan en aguas naturales, incluyendo los océanos. Son muy raros.

Si te gustaría que no hubiera ni un ataque, puedes enojarte con el Gobierno.

Los tiburones fueron dramáticamente pescados en los años 80 y 90 y en muchos casos todavía son una presa muy codiciada, pero cuando el gobierno se dio cuenta, protegió a la especie para salvarla. Esto fue en el año 2000, y desde entonces la especie se ha recuperado en las aguas de Estados Unidos.

“Están regresando, y ahora la gente está viéndolos más, por lo que van a haber más encuentros y más gente va a ser mordida”, dijo Christopher Lowe, que ha trabajado con tiburones durante 30 años y dirige el Laboratorio de Tiburones de la Universidad Estatal de California.

Los humanos somos una amenaza más grande para los tiburones que lo que estos animales son para nosotros. Según algunos estimados, más de 100 millones de tiburones son asesinados cada año, lo que amenaza su supervivencia.

¿Cómo evitar un ataque?

1. Las desembocaduras de los ríos podrían no ser el mejor lugar para nadar

Peirce recomienda evitar los estuarios, particularmente donde hay tiburones toro que, junto con los blancos y tiburones tigre, son los más propensos a atacar a los humanos.

“Una gran cantidad de ataques se producen en la desembocadura de los ríos, donde hay sedimentos y otros materiales en suspensión en el río – la gente lavando su ropa, la gente bañándose”, dice Peirce, que ha pasado mucho tiempo en Jeffreys Bay, Sudáfrica.

2. Evita los barcos de pesca

Antes de saltar en el mar, echa un vistazo por el horizonte ¿Qué ves? Si ves barcos de pesca, dice Peirce dice, “olvídalo”.

“Si los pescadores están atrapando peces o luchando con ellos en el agua, ese uno de los principales factores que atraen a los tiburones”, dice. “Así que cuando enganchas a un pez y antes de que haya aterrizado en el barco, todo el tiempo está luchando en el agua y es probable que esté emitiendo líquidos, fugas de sangre y ácidos … todas las señales que atraen a un tiburón”.

No importa el tamaño de la pesca. “Ya sea que sean pescadores comerciales o recreativos, frecuentemente están desechando material en el mar, bien sea de pescado que no quieren o las vísceras de los que campuran. Así que están arrojando carnada en el agua y atraen a los tiburones”.

3. Error de identidad

Nadar temprano en la mañana o tarde en la noche puede ser precioso, pero es son los momentos en los que un ataque de tiburón es más probable.

“Una gran cantidad de ataques de tiburones son por casos de identidad equivocada”, dice Peirce. “Debido a la disminución de la capacidad de visibilidad e identificación del tiburón”

4. No sangres ni orines en el agua

Los tiburones tienen un extraordinario sentido del olfato y pueden detectar una gota de sangre en varios cientos de millones de partes de agua, según Peirce.

La sangre indica la presencia de algo de comer y puede atraer a los tiburones, dice Peirce. “Pero lo que a menudo no se tiene en cuenta es que la orina tiene exactamente el mismo efecto. Y si estás sentado en una tabla de surf en el agua todo el día, estás haciendo pis todo el día a través de tu traje”.

Peirce dice que las mujeres que están menstruando deberían quedarse en la playa, y las personas que se cortan al nadar deben salir del agua.