Residentes de Alligator Point, Florida, observan algunos de los daños causados en una carretera por el paso de Hermine. (Crédito: Mark Wallheiser/Getty Images).

(CNN) – Al menos dos personas han muerto en Estados Unidos a consecuencia de la tormenta tropical Hermine.

Una persona murió el sábado cuando el trailer que conducía fue golpeado por sus fuertes vientos y volcó al cruzar un puente en Carolina del Norte, dijo el portavoz del Departamento de Seguridad Pública del estado, Michael Baker.

La primera víctima mortal se registró el jueves, cerca de Orlando, cuando un árbol cayó sobre una tienda de campaña donde dormía un hombre de 56 años.

Los efectos de la tormenta tropical arruinaron los planes de millones de estadounidenses en este largo fin de semana por el feriado del Día del Trabajo, que tradicionalmente marca el fin del verano en ese país y muchos aprovechan para ir a las playas.

Hermine acelera su paso hacia el norte

El director del Centro Nacional de Huracanes, Rick Knabb, advirtió que Hermine sigue siendo un peligro por sus fuertes vientos y las condiciones del mar.

"Sin duda es un mal fin de semana para estar en la playa y en los barcos", señaló Knabb.

El Centro Nacional de Huracanes pronostica marejadas peligrosas a lo largo de las costas desde Virginia hasta Nueva Jersey.

La tarde de este sábado, Hermine tenía vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora y, el domingo, podría recobrar la fuerza de un huracán.

"En la trayectoria pronosticada, el centro de Hermine permanecerá en el Atlántico por los próximos días", dijo el boletín del Centro Nacional de Huracanes, a las 5 de la tarde, hora del este de Estados Unidos.

Sin embargo, sus "vientos de tormenta tropical se extienden a unos 335 kilómetros del centro" del fenómeno, según el boletín.

Estado de emergencia en Nueva Jersey

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, declaró este sábado el estado de emergencia en las condados de Ocean, Atlantic y Cape May.

"Las condiciones climáticas imperantes constituyen un peligro inminente", dijo Christie en un comunicado.

"Esta situación puede llegar a rebasar a los servicios del condado", según el gobernador.

Sin bañarse en la playa

Ante los vientos, la lluvia y el fuerte oleaje generados por Hermine, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció que no se permitirá nadar en las playas este domingo. El cierre podría extenderse al lunes y martes.

"Vamos a ver cómo evoluciona la tormenta. La gente puede caminar por la playa y estar en la arena, pero no en el agua", dijo de Blasio.

Por su parte, Atlantic City canceló dos conciertos al aire libre programados para este fin de semana.