Miembros del Frente Nacional por la Familia durante la marcha del 24 de septiembre en la Ciudad de México (YURI CORTEZ/AFP/Getty Images).

(CNN Español) - El papa Francisco dio su apoyo a los grupos que se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo en México.

Durante una misa el domingo, y mientras rezaba por el fin de la violencia en el país, el papa dijo que respaldaba a los opositores al matrimonio igualitario.

“Me asocio de buena gana a los obispos de México para sostener el compromiso de la Iglesia y de la sociedad civil en favor de la familia y de la vida, que en este tiempo requieren especial atención pastoral y cultural en todo el mundo”, dijo el papa.

Durante el fin de semana, un gran número de organizaciones católicas y evangélicas en México promovieron una marcha contra la iniciativa del gobierno para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país. La marcha del sábado coincidió con otra manifestación a favor de los derechos de las personas homosexuales.

El matrimonio gay es legal actualmente en la Ciudad de México y algunos estados más. El presidente Enrique Peña Nieto impulsó una iniciativa para hacerlo legal a nivel nacional.

También a principios de año, el papa Francisco urgió a los sacerdotes de todo el mundo a aceptar a los homosexuales, a los divorciados católicos y a otras personas que viven en lo que la Iglesia considera situaciones "irregulares", pero reiteró que el matrimonio entre un hombre y una mujer permanece como el ideal católico, superior a otras formas de unión.

"Una gran variedad de situaciones familiares... pueden ofrecer cierta estabilidad, pero las uniones de facto o entre personas del mismo sexo, por ejemplo, no pueden ser simplemente iguales al matrimonio", escribió el pontífice en abril.

Francisco también pidió por el fin de la violencia en México. Este domingo, las autoridades hallaron el cuerpo de un sacerdote desaparecido en Michoacán, el tercero en apenas una semana.

"Aseguro mi oración por el querido pueblo mexicano, para que cese la violencia que en estos días ha golpeado también a algunos sacerdotes”, dijo.