(CNN) - Hay un capítulo completo en la vida de Amelia Earhart que la historia ignora, según una nueva investigación: la legendaria piloto estadounidense murió como náufraga, no cuando su avión se estrelló.

Earhart fue la primera mujer en volar a través del Atlántico. Su avión se estrelló en el Pacífico mientras intentaba darle una vuelta a la Tierra.

Siempre se ha asumido que Earhart murió en el accidente y que sus restos se perdieron en las profundidades marinas.

Pero ahora, el Grupo Internacional para la Recuperación de Aeronaves Históricas (TIGHAR, por sus siglas en inglés), reveló una nueva teoría.

Un esqueleto de una náufraga encontrado en la isla de Nikumaroro, en Kiribati, en el año 1940, podría pertenecer a Earhart.

Desde 1998, TIGHAR ha estado intentando determinar si los huesos descubiertos son de la piloto estadounidense.

"Hasta que comenzamos a investigar el esqueleto, encontramos que la historia sabía que Amelia Earhart murió el 2 de julio de 1937 en un accidente de avión. Pero hay un capítulo final completo de la vida de Earhart del que la gente no sabe. Ella pasó días, quizá meses, luchando heroicamente para sobrevivir como náufraga", dijo este martes a CNN Ric Gillespie, director ejecutivo de TIGHAR.

Los restos humanos en un principio fueron desestimados por las autoridades británicas ya que pensaron que pertenecía a un hombre.

Pero en 1998, el equipo de TIGHAR recuperó los archivos originales, con las medidas del esqueleto de 1940, y los envió a los antropólogos forenses Karen Burns y Richard Jantz.

"La morfología de los huesos recuperados, en cuanto a lo que podemos decir al aplicar los métodos forenses contemporáneos para las medidas tomadas en ese entonces, parecen consistentes con una femenina de la altura de Earhart y de su origen étnico", dice el comunicado.

Entonces vino otro descubrimiento.

Jantz, de la Universidad de Tennessee, se dio cuenta de algo peculiar cuando actualizó la información sobre las medidas de los huesos. El esqueleto tenía antebrazos que eran considerablemente grandes para una mujer europea.

Él unió fuerzas con Jeff Glickman, un especializa en imagen forense. Al analizar una foto histórica de Earhart donde sus brazos estaban totalmente visibles, se dieron cuenta que los antebrazos de Earhart eran virtualmente idénticos a los de la náufraga.

Pidió ayuda

En agosto, el equipo de TIGHAR reveló que Earhart hizo más de 100 transmisiones de radio pidiendo ayuda entre el 2 de julio y el 6 de julio de 1937, lo que elimina la posibilidad de que su avión quedó destruido.

El radio del avión no podía haber funcionado si el motor no estuviera encendido.

"Hay documentos históricos que prueban que aerolíneas oficiales recibieron llamadas de radio pidiendo ayuda en 1937. Si vemos la prensa de ese tiempo, la gente creía que ella seguía viva. Fue solo hasta que se enviaron a aviones a volar sobre las islas de donde venían las señales y luego de que no se vio ningún avión, que la búsqueda cambió hacia el océano", dijo Gillespie a CNN.

TIGHAR cree que no se divisó ningún avión porque para cuando se enviaron los aviones, se cree que el avión de Earhart ya había sido arrastrado hacia el océano por las olas.

"Pero ella vivió y murió en la isla", dijo Gillespie.

Desde finales de la década de 1990, Gillespie ha organizado tres expediciones arqueológicas de rescate a Nikumaroro para explorar el área donde se encontraron los huesos.

"Encontramos registros de hogueras encendidas en el área donde se encontraron los huesos. Basándonos en huesos de pescado y huesos de aves encontrados en el área, Earhart sobrevivió semanas, quizá meses en esa isla", dijo Gillespie.

Aunque no hay agua bebible en la isla, Gillespie cree que Earhart reunió agua de hojas de árboles y de la lluvia.

No se encontraron más restos humanos en el área, lo que hace cree que Frederick J. Noonan, el navegante de Earhart, pudo haber muerto y ser arrastrado por el océano.

"Especulamos que Noonan murió antes ya que ella reportó durante las primeras llamadas que él estaba herido", dijo Gillespie.

"Creemos que ella sobrevivió heroicamente y sola, por un periodo de tiempo, en circunstancias terribles. La historia necesita contarlo de forma correcta", agregó.