CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Acuerdo de paz en Colombia se implementaría a través del Congreso

Por CNN Español

(CNN Español) — El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró este miércoles desde Londres que el nuevo acuerdo de paz al que lleguen las delegaciones del Gobierno y de las FARC en La Habana podría ser implementado a través del Congreso.

“Hemos logrado avanzar y en futuro muy próximo tendremos un acuerdo (…) Yo tendré la facultad de implementarlo a través del Congreso”, afirmó Santos en el Palacio de Buckingham ante un grupo de empresarios británicos, en medio de la histórica visita de Estado que realiza al Reino Unido.

“Tenemos aquí al presidente del Congreso y luego podremos comenzar a recoger los beneficios que aporta la paz. Estamos muy cerca de alcanzar esa meta. Ya hemos firmado un acuerdo de paz con las FARC. Tuvimos un resultado negativo en el plebiscito, pero les puedo asegurar que vamos a perseverar y alcanzaremos la paz en un futuro cercano”, explicó Santos. “Lo que hice fue abrir un diálogo para escuchar las preocupaciones y opiniones de las personas que votaron por el no, en un esfuerzo por incorporarlos en el proceso”.

El sorprendente anuncio contrasta con una afirmación que hizo la semana pasada en una entrevista con la Agencia EFE y de la que hoy volvió a hablar tras la reunión en el Palacio de Buckingham, según la cual todavía no está descartada la opción de convocar un nuevo plebiscito y esa decisión será tomada sólo cuando esté listo el nuevo acuerdo.

Hace exactamente un mes se realizó un plebiscito en el que los colombianos, por una mayoría por una mayoría muy apretada, rechazaron los acuerdos de paz firmados entre ambas partes, con toda la pompa y con la comunidad internacional de testigo, en la ciudad de Cartagena de Indias el 26 de septiembre pasado.

Ese 2 de octubre, el 50,2% de los colombianos dijeron no a los acuerdos (6.426.858 votos), mientras el 49,8% decidió refrendarlos (6.366.621 votos). La abstención fue del 62,6%.

Los resultados dejaron en el limbo la implementación de los acuerdos que preveían, entre otras cosas, desarmar a la guerrilla más antigua de América Latina con el monitoreo y verificación de una misión política de las Naciones Unidas.

El presidente colombiano no mencionó, de manera explícita, que esta nueva vía significara descartar la realización de un nuevo plebiscito, pero algunos dan por hecho que de implementarse los acuerdos a través del Congreso no sería necesario volver a las urnas, pues ya estarían refrendados.

“Así fue como lo propusimos hace dos semanas en Bogotá. El Congreso mantiene sus facultades intactas y si decide implementar los acuerdos pues se estarían refrendando, es una especie de refrendación e implementación y el Congreso está dispuesto a asumir esta responsabilidad”, dijo desde Londres el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, citado por varios medios colombianos como BluRadio y El Tiempo. Lizcano acompaña a Santos en su visita al Reino Unido.

“Esa es una decisión sabia. El escenario de hacer un plebiscito sería un desgaste y tomaría más del tiempo que se necesita para implementar los acuerdos. Nosotros estamos listos. Además, me parece que eso evitaría una nueva polarización a través de otro plebiscito”, complementó.

Sin embargo, esta nueva puerta que se le abre a los acuerdos de paz con las FARC se enfrenta a un obstáculo: el factor tiempo.

“La idea de implementar los acuerdos a través del Congreso es totalmente viable, pero tiene un problema”, le explicó a CNN en Español el abogado y politólogo José Manuel Acevedo.

“Como los resultados del plebiscito impidieron activar el acto legislativo por la paz, que agilizaba la implementación de los acuerdos a través del llamado fast track o trámite abreviado de los proyectos de ley y reformas constitucionales necesarias, no tendríamos certeza jurídica al menos durante un año más”, aseguró Acevedo.

Según él, dadas las condiciones actuales las reformas constitucionales se demorarían los ocho debates que siempre se tardan, así como la discusión de los proyectos de ley necesitaría de los cuatro debates que siempre requieren en el Congreso.

“El acto legislativo por la paz, que se activaba si se refrendaba lo pactado en La Habana en el plebiscito, le daba rango constitucional al acuerdo con las FARC y unas facultades especiales al presidente para expedir decretos exclusivamente relacionados con el desarrollo del mismo. Como no hay acto legislativo por la paz, la implementación en el Congreso es viable pero muy lenta”.

De acuerdo con Acevedo, que también es analista y comentarista radial, la otra salida es que la Corte Constitucional reviva ese acto legislativo por la paz. “Pero para eso necesitamos prácticamente de un milagro, porque la explicación jurídica no la veo todavía por ningún lado. Aunque ya hemos visto cierto exotismo en las decisiones de la Corte”, comentó.

De esa manera, Santos podría adquirir las facultades especiales que necesita para implementar los acuerdos de paz, sin pasar por el Congreso y sin hacer un nuevo plebiscito.

Este miércoles, los líderes del no y los miembros del equipo negociador del Gobierno en La Habana terminaron su fase de diálogo. De acuerdo con la delegación oficial, se han tomado en cuenta todos los reparos y propuestas expresados por los promotores de la campaña del no y se comentarán con las FARC en La Habana, pero no habrá un nuevo acuerdo sino “precisiones” sobre algunos puntos específicos del que se firmó con la guerrilla.