CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

Esta adolescente es la voz del movimiento estudiantil en Brasil

Por Flora Charner

(CNN) — Una adolescente se ha convertido en la voz de una generación frustrada de estudiantes de secundaria en Brasil, después de que un video de su discurso a los legisladores en su estado natal de Paraná se convirtió en una sensación viral.

Ana Julia Ribeiro, de 16 años, se convirtió en un nombre familiar después de testificar ante la Asamblea Nacional en Curitiba y defender el movimiento dirigido por los estudiantes que ha ocupado cientos de escuelas públicas desde el 14 de octubre.

Ha sido comparada con Malala Yousafzai, la activista pakistaní y ganadora más joven del Premio Nobel de la Paz que luchó por la igualdad de acceso a la educación de las niñas en las regiones controladas por los talibanes.

“¿A quién pertenecen estas escuelas?”, preguntó Ribeiro, con un ligero temblor en la voz, al comienzo de su discurso de 10 minutos. “Este es nuestro país, será el país de mis hijos y los hijos de mis hijos y estoy preocupada por el futuro”.

Los estudiantes protestan contra una medida provisional que cambiaría el plan de estudios de la educación secundaria en escuelas públicas de todo el país. Arte y educación física serían materias opcionales y se aumentaría el tiempo de clase, bajo el nuevo plan.

Los estudiantes también están en contra de una propuesta de enmienda constitucional, conocida como PEC 241 y redactada por el presidente Michel Temer, que limitaría el gasto del gobierno durante 20 años para reducir el déficit presupuestario y pagar la deuda del país.

“No podemos simplemente sentarnos con los brazos cruzados”, dijo Ribeiro. “Sabemos que necesitamos una reforma en la educación secundaria y el sistema educativo en su conjunto, pero necesitamos una reforma que haya sido debatida y discutida y promovida por profesionales de la educación”.

En Paraná, 850 de las 2.100 escuelas públicas del estado fueron tomadas por los movimientos estudiantiles de este mes. Los legisladores acusaron a los estudiantes de ser influenciados por los líderes de izquierda que se oponían al gobierno Temer, que asumió el cargo después que la expresidenta Dilma Rousseff fue removida en agosto tras un juicio político.

“Esto no es un juego para nosotros, sabemos por lo que estamos luchando. Nuestra bandera es la educación, nuestra única bandera es la educación”, dijo Ribeiro. “Somos un movimiento no partidista. Somos un movimiento de estudiantes para los estudiantes”.

Su discurso provocó un fuerte estruendo de aplausos de sus simpatizantes en la audiencia, pero también un regaño de su presidente, quien amenazó con suspender la sesión cuando acusó a los legisladores de “tener sangre en sus manos” después de la muerte de su compañero de estudios Lucas Mota en una de las escuelas ocupadas.

“Fui al funeral de Lucas ayer y yo no recuerdo haber visto ninguna de las caras que estoy viendo hoy. Ninguna”, dijo Ribeiro. “La sangre de Lucas está en sus manos. Ustedes representan el estado”.

Si bien la muerte de Mota fue un incidente aislado y sin relación con el movimiento de protesta, Ribeiro aprovechó su tiempo en el atril para desafiar a los representantes que la reprendieron por sus “insultos”.

“Lo siento, pero el Estatuto del Niño y del Adolescente dice que la sociedad, la familia y el Estado son los responsables del bienestar de la juventud de este país y de sus estudiantes”.

Según el Ministerio de Educación, 315 escuelas están siendo ocupadas por los movimientos estudiantiles.

Ribeiro viajó a Brasilia a principios de esta semana y participó en un debate sobre la reforma constitucional en disputa en una reunión de la comisión de Derechos Humanos del Senado. La enmienda, que fue aprobada por la Cámara baja, será debatida en el Senado este mes y se espera que sea llamada a votación el 29 de noviembre.