Los fanáticos de los Chicago Cubs, en el graderío del Wrigley Field, durante el tercer juego de la Serie Mundial, el 28 de octubre de 2016. El triunfo se acercaba. (Crédito: Scott Olson/Getty Images).

(CNN) – ¡Por fin! Estos aficionados no tendrán que esperar hasta el próximo año y muchos lo han hecho toda, toda su vida. Así había sido desde 1908.

Pero la sequía eterna terminó la madrugada del jueves. Millones de aficionados de los Chicago Cubs esperaron por ello toda su vida y recordaron a quienes murieron sin haber visto nunca la conquista de una Serie Mundial.

A pesar de ello, los siguientes aficionados de los Cachorros han tenido una extraordinaria fe en su equipo. Cada uno de ellos ha esperado más de 80 años para ser campeones del beisbol de Estados Unidos.

Y estaban más que dispuestos a dejar que la bandera "W" volara. Sus festejos fueron apoteósicos.

Este aficionado pudo ir al séptimo juego gracias a las donaciones GoFundMe.

Este otro fanático vendió cacahuates y refrescos en el Wrigley Field, durante la Serie Mundail de 1945, la última a la que habían llegado los Cachorros y que habían perdido.

El triunfo se veía venir, por primera vez en la vida de este aficionado de los Cubs.

89 años esperando el gran día.

¡Y cómo no! La ocasión imponía un brindis.

La sequía fue larga para este señor: 91 años.

Lo hicieron e hicieron feliz a este hombre de 94 años.

95 años y nunca había visto a su equipo ganar una Serie Mundial.

Como fuese, había que ser testigos de la historia.

97 años y su equipo es campeón del beisbol de Estados Unidos por primera vez en su vida.

El "joven" centenario del centro lo advirtió: no moriría antes de ver a sus Cachorros campeones.

Y esta bella abuelita de 101 años, finalmente vio a su novena en lo más alto de las Grandes Ligas.

104 años, orgullosa fanática de los Cubs.

108 años. "Es mi primera vez", confesó Hazel Nilson. Valió la pena, remató.