La pequeña Bella Rose, como muchos estadounidenses, no podía esperar para las históricas elecciones del 2016.

Su madre, Sosha Adelstein, comenzó trabajos de parto el pasado viernes en la tarde en Colorado, cuatro días antes de la llegada prevista de su primera hija el día de elecciones, dijo la emisora afiliada a CNN KMGH.

Adelstein hizo una inesperada parada en la oficina de la secretaría y catastro del condado de Boulder para emitir su voto, según reportó la estación de TV.

“Fuimos allá corriendo y parece que lo hicimos justo a tiempo, porque justo después de que votamos pensé “ok, ya es hora”. Vámonos al hospital”, aseguró Adelstein, según KMGH.

Max Brandel, pareja de Adelstein, acompañó a la orgullosa mamá y se aseguró también de votar antes de darle la bienvenida al mundo a Bella Rose, a tiempo para la tan anticipada votación.

“Vinieron a emitir sus votos y a firmar los sobres de votación”, afirmó la vocera del condado de Boulder, Mircalla Wozniak, al periódico Boulder Daily Camera Newspaper.

“El juez de elecciones pudo advertir que ella estaba en trabajos de parto”, añadió.

Brandel le dijo al periódico que ambos votaron por Hillary Clinton.