(CNN) - Puede que Donald Trump haya conseguido una sorprendente victoria electoral, pero Hillary Clinton podría haber tenido más votos de la gente.

Para la tarde del miércoles, horas antes de que Clinton reconociera su derrota, la exsecretaria de Estado lidera en el voto popular por estrecho margen 47,7% a 47,5%.

Clinton obtuvo 59.787.606 votos, según el registro de CNN, con 92% de la votación esperada contabilizada. Trump tiene 59.581.585. Eso es una diferencia de 219.762 votos, muy apretada considerando que se han contado alrededor de 120 millones de votos hasta ahora. Los totales seguirán cambiando a medida en que se registran los votos en ausencia.

Es un giro fascinante para Trump, quien hace cuatro años tuiteó: "El colegio electoral es un desastre para una democracia", tras la derrota de Mitt Romney en 2012.

Clinton sería la primera candidata presidencial desde Al Gore en 2000 en ganar el voto popular pero en perder la elección. Trump, quien consiguió la victoria asegurando al menos 270 votos del colegio electoral, actualmente supera a Clinton 290 a 228, aunque los resultados de Michigan y Nuevo Hampshire aún no han sido declarados.

Antes de la derrota de Gore ante George W. Bush en 2000, tres otros candidatos —Andrew Jackson, Samuel Tilden y Grover Cleveland, todos en el siglo XIX— ganaron el voto popular y perdieron la elección.

Las posibilidades de que la ventaja de Clinton en la votación popular cambie son remotas. El mapa del colegio electoral era considerado favorecedor para Clinton, de quien se pensaba que tenía varios caminos para ganar los 270 votos electorales necesarios.

Pero Trump borró el poderío de Clinton en las encuestas, con las victorias inesperadas en Wisconsin y Pensilvania, así como en estados pendulares como Carolina del Norte, Florida y Ohio.