SAN FRANCISCO - AUGUST 17: Breast cancer patient Heraleen Broome, who is participating in a clinical trial, is helped by CT Tech Sandra Davis after she had a CT scan at the UCSF Comprehensive Cancer Center August 17, 2005 in San Francisco, California. The UCSF Comprehensive Cancer Center continues to use the latest research and technology to battle cancer and was recently rated 16th best cancer center in the nation by US News and World Report. (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

Una reducción del tiempo de tratamiento, de 4-6 semanas a tan sólo 5 días, y una disminución de la radiación de los tejidos sanos son los beneficios más destacados del tratamiento del cáncer de mama con radioterapia interna de alta tasa (braquiterapia), respecto a la radioterapia externa convencional.

Especialistas de la Clínica Universidad de Navarra han corroborado los buenos resultados de esta técnica en un estudio publicado recientemente en la revista oficial de la Sociedad Americana de Braquiterapia.

Además, el hecho de aprovechar la misma cirugía conservadora de la mama para implantar los catéteres necesarios para la braquiterapia aporta una eficacia equiparable a la del tratamiento convencional, pero con un mayor beneficio logístico (al reducir considerablemente la duración del tratamiento), y mejor aprovechamiento de la radiación.

Las conclusiones de este trabajo han revelado la eficacia de este programa de radiación en el tratamiento de cáncer de mama de buen pronóstico. Hasta la fecha, se han tratado en la Clínica Universidad de Navarra más de 150 pacientes con esta técnica, representando el estudio más robusto con este tipo de procedimiento intraoperatorio mínimamente invasivo que se ha publicado en la literatura científica mundial.

Además, con este protocolo, los especialistas controlan la cantidad de radiación que quieren administrar en la zona de riesgo y evitan al máximo la radiación de tejido sano del resto de la mama: “Este procedimiento nos permite un tratamiento más selectivo, preservando la mayor cantidad de tejido sano y los órganos vecinos, corazón y pulmón”, subraya.

“La eficacia del programa ha sido excelente y, con una mediana de seguimiento de casi 5 años hasta la fecha, no se ha producido ningún caso de recaída en la zona tratada”, concluye el Dr. Mauricio Cambeiro, especialista en Oncología Radioterápica de la Clínica.

https://www.youtube.com/watch?v=0qCFr-jZHso&feature=youtu.be