(CNN) - Unidades de rescate chinas están buscando a un niño de 5 años que ha estado atrapado en un pozo desierto en Hebei, en el norte de China, durante cuatro noches.

El menor se cayó el pozo, que tiene solo 30 centímetros de ancho, este domingo por la mañana mientras ayudaba a su padre a cosechar hortalizas, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Como el pozo es demasiado estrecho para que los adultos se metan, los socorristas están excavando alrededor para alcanzar al niño. El pozo tiene 40 metros de profundidad.

Las tomas aéreas de la escena muestran excavadoras que trabajan en suelo arenoso suave alrededor del pozo seco. Xinhua dijo que la tierra era propensa a colapsar y que se habían tomado medidas para sostener el pozo.

No está claro si el niño todavía está vivo, pero se le han enviado agua y alimentos. También se ha bombeado oxígeno.

Más de 500 rescatistas están en la escena.

El último reportaje de la prensa local dijo que la búsqueda aún estaba en curso a las 9 de la mañana de este jueves, pero todavía no había señales del niño.